OVACIÓN

A 31 años de la final de Italia 90: el penal de Codesal y el llanto de Diego Maradona

Se disputó el 8 de julio de 1990. En esta nota, desde los dichos de Maradona a los que abucheaban el himno, el penal a favor de Alemania hasta la jugada que podría haber cambiado la historia.

Miércoles 07 de Julio de 2021

Era un domingo de tarde en Argentina, mientras entraba la noche en una Italia que aguardaba el desenlace del torneo que por segunda vez se estaba disputando en aquellas tierras. La canción que sonaba a toda hora era "Un verano italiano", la cual iba a sonar por última vez con el Mundial en juego.

Aún con jugadores importantes lesionados y otros imposibilitados para disputar el encuentro, la garra, el corazón y el hambre de gloria estuvieron tan intactos como siempre. A días de una nueva final se cumplen 31 años de aquel partido definitorio entre Argentina y Alemania que consagró a este último como campeón del Mundial de Italia '90, competencia a la que la selección nacional fue, de la mano de Maradona y Bilardo, para revalidar el título que había conseguido hacía cuatro años atrás en México.

El estadio Olímpico de Roma tuvo el privilegio de acoger la final que se disputó el 8 de julio de 1990 y fueron más de 70 mil espectadores los principales testigos del encuentro. Argentina le había ganado a Italia en la semifinal mientras Alemania venía de superar a Inglaterra, ambos por definición por penales, y sólo faltaban '90 minutos para que uno de los dos seleccionados sume una estrella más a su escudo.

La hazaña no era imposible, pero sabían que sería difícil. La esperanza acompañó a Argentina durante 85 minutos, pero todo se complicó cuando el árbitro mexicano, Edgardo Codesal, cobró un penal para el seleccionado europeo que, aún a 31 años de sucedido, continúa siendo una polémica.

maradona reclamo.jpg

Un inicio sin mucha relevancia

Carlos Bilardo dirigía a los argentinos. Goycochea era el dueño del arco y ya se había ganado el título de atajador de penales del torneo. Serrizuela, Simón y Ruggeri defendían el área y ponían todo para que ningún oponente pueda acercarse a los tres palos albicelestes. Basualdo, Burruchaga, Lorenzo, Troglio y Sensini cuidaban el mediocampo; y Dezotti y Maradona, el capitán, eran los encargados de la parte superior del campo de juego.

final argentina alemania 2.jpg

La selección argentina de fútbol venía de perder jugadores importantes por suspensiones como Giusti, el Vasco Olarticoechea, el Checho Batista y el Pájaro Caniggia, que cargaba con los goles más importantes de la competencia ya que le había convertido a Brasil en octavos de final y una fecha atrás a Italia. Además, Ruggeri y Burruchaga estaban sentidos y Maradona terminó jugando todo el partido con su tobillo izquierdo hinchado, tal como se ha visto infinidad de veces en la imagen que retrata el momento.

El encuentro empezó caliente, con el 10 insultando al público mientras se escuchaban abucheos al sonar el Himno Nacional. El video quedó eternizado, siendo hoy uno de los más representativos para el fútbol argentino, el cual para muchos es una muestra del significado del sentido de pertenencia.

Final Mundial Italia 90´ Himno Nacional Argentino - Insultos de Maradona

Todo iba a ritmo normal aunque Alemania, plantel dirigido por Beckenbauer, planteaba mejor juego. Ruggeri y Burruchaga fueron reemplazados por Monzón y Calderón, a los 45 y 53 minutos, respectivamente. Y fue, justamente, la expulsión del sustituto del defensor a a los 20' del segundo tiempo lo que hizo más picante el encuentro. Sin embargo, el país europeo tomó aun más protagonismo.

El penal de la polémica

Cuando todo parecía acercarse a una definición por penales, Codesal cambió el rumbo de la historia a sólo 5 minutos del final del partido. A los 85 minutos, el mexicano pitó y señaló el punto penal, que una vez efectuado le dio la victoria definitiva a Alemania. ¿El error? Una supuesta falta de Roberto Sensini sobre el alemán Völler. En conclusión, la polémica de siempre para Argentina, que aunque sea a favor o en contra, nunca sale beneficiado.

El autor del único gol del partido fue Andreas Brehme. Si bien "Goyco", el arquero considerado figura de la Copa del Mundo de Italia 1990, sabía perfectamente a qué lado del arco iba a patear el alemán, la pelota lo sorprendió yéndose mucho más abajo en el palo derecho, quedando sus manos a unos centímetros de poder interceptar la bola.

ARGENTINA 0 ALEMANIA 1 FINAL MUNDIAL ITALIA 1990

Bastaron sólo 120 segundos más para que otro jugador de Argentina fuera expulsado, fue el "Galgo" Dezotti a los '87 por discutir una decisión de Codesal. A los pocos minutos el partido llegó a su fin, restando solo la entrega de las preseas de plata para el conjunto albiceleste, que con tristeza pensaba en lo cerca que estuvo de repetir la historia que se había dado en México en el año 1986.

Por su parte, desde el otro lado del charco, el público argentino enloqueció. Aún 31 años después, la inexistencia de dicha falta es defendida a capa y espada. Por su parte, Edgardo Codesal continúa diciendo que la misma "no tiene discusión". La realidad es que antes, la intencionalidad era el punto para juzgar si una jugada era penal o no y, según han dicho otros árbitros, no ven ninguna intención de Sensini contra Völler. Ahora, las reglas cambiaron.

maradona llanto.jpg

El desenlace podría haber sido otro

Por supuesto que la única dolida por la final perdida no fue sólo la hinchada, ya que los jugadores hasta el día de hoy continúan buscando errores en las decisiones arbitrales de aquel 8 de julio. Uno de ellos fue Gabriel Humberto Calderón, quien el 11 de mayo del año 2020 hizo un descargo en su cuenta de Twitter, incluyendo pruebas contundentes.

En la serie de tweets que realizó el exjugador y ahora entrenador, este reclamó que en el partido, el capitán alemán Lothar Matthäus le cometió una falta en el área, por lo que debió haber sido penal. “Codesal, sé honesto por favor”, tituló el relato en el que luego confesaría: "Me arrastró el pie y caí en el área". La frutilla del postre es que, en el video que acompaña el escrito, Codesal estaba frente a ambos jugadores.

https://twitter.com/gabihcalderon/status/1259839341473529858

"Hace casi 30 años jugamos la final de la Copa del Mundo en Italia ’90 contra Alemania. A los 78 minutos, cuando el partido iba 0-0, Lothar Matthäus me hizo un penal clarísimo", empezó. "El árbitro mexicano Edgardo Codesal, por supuesto, no lo cobró. El resto, es historia conocida. Sin embargo, hace unos días, vi por primera vez este video desde un ángulo increíble donde se ve claramente lo que yo reclame en esa jugada! FUE PENAL", continuó en el segundo posteo.

Luego, reclamó que el referí "lo ignoró", además de mencionar que "en una reciente entrevista radial con un medio argentino, volvió a negar su error" y antes de terminar expresó que "en la vida y en el deporte, todos nos equivocamos", pero con la aparición del video le pidió a Codesal "que sea honesto y, por lo menos, que acepte que se equivocó y le quitó a la Argentina la chance de ser campeón del mundo en Italia '90".

https://twitter.com/gabihcalderon/status/1259839346586390528

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario