Opinión

Un inédito cierre de listas en Rosario

Claves. La coyuntura política santafesina permitió que las listas estén integradas en muchos casos por personajes que vienen desde afuera del sistema. Internas en los frentes mayoritarios

Domingo 11 de Julio de 2021

“Las campañas aportan radiografías del estado de la comunicación política. Como la pintura de Fernand Léger, son el gran desfile, ciertamente un espectáculo circense”, escribió en 1995 el politólogo Silvio Waisbord, en su libro “El gran desfile”, uno de los trabajos más sapientes sobre políticos en campaña. La multitud de ofertas rosarinas (repletas de periodistas) llama la atención.

  El cierre de listas a concejal le dio entidad empírica a lo que se sostenía desde esta columna: todo se parecería a la Puerta 12 del estadio de River Plate, cuando se produjo la muerte de 71 personas, víctimas de una avalancha. En este cierre de listas no murió nadie pero la avalancha de precandidatos se produjo igual.

  Habrá que esperar para saber cómo se las arreglan los postulantes para salir a ofertar las propuestas políticas en medio de la pandemia, aunque la aparición de tantos personajes conocidos del periodismo obedece a la imposibilidad de visibilizar a muchos que que provienen de la política.

  A diferencia de otras épocas, de otros cierres de listas que se vieron acompasados por la participación de candidatos extraídos de la televisión, esta vez fueron el propio gobernador de la provincia y el intendente de Rosario los que recurrieron a candidatos que no provienen de la política.

  No hay que hacer juicios de valor antes de ver a los protagonistas en el redil, ni tener prejuicios. Es una nueva obra que se pone en escena. Los críticos (los periodistas políticos) deberán analizar las performances.

  Impensada la formación final del Frente Progresista. A nadie se le hubiera ocurrido pensar hace seis meses que Pablo Javkin acuñaría una lista propia sin socialistas y que, a la vez los socialistas irían divididos con dos nominas. Como contraespejo, en la ciudad de Santa Fe Emilio Jaton armó lista única con todos los partidos del Frente Progresista adentro.

  Si bien, el final de esta historia muestra que eran reales los cortocircuitos entre el intendente y un sector del socialismo que encarnaba en Miguel Lifschitz, la posibilidad de una isla como la que se viene en las Paso le dará volumen a los progresistas rosarinos. Miguel Cappiello vs. Ciro Seisas vs. Verónica Irizar permite ir a comprar una bolsa de pororó.

 Habrá que esperar para saber si este esquema de competencia interna se mantiene en las primarias nacionales, donde un sector del socialismo esta pidiendo ir con lista única a senador y diputado nacional. Para esos lugares, Javkin tiene a Rubén Giustiniani-María Eugenia Schmuck para la Cámara alta y a Fabián Palo Oliver para la diputación nacional. El pos lifschitzmo llevará a Clara García para la senaduría y Mónica Fein para la diputación. ¿Florecerá un acuerdo con el jefe del palacio de los Leones?

  Pero para eso falta mucho tiempo, ahora el intendente debe ganar las primarias y luego la general para revalidar títulos. Si eso ocurre, el día después la cátedra comenzará bosquejar los caminos de Javkin como candidato a gobernador.

  En el peronismo hay sorpresa por el cierre, más precisamente por el aval del gobernador a Lisandro Cavatorta como candidato a concejal. El perottismo enfrentara al kirchnerismo, que lleva como referente a Norma López. El massismo operó fuerte en el cierre de listas y acordó llevar también al periodista de Canal 5. Inesperadamente, apareció un ex ministro de Perotti en la grilla (Esteban Borgonovo) para hacer competencia, crédito de Cachi Martínez (y otros).

  El cierre en Juntos por el Cambio también ofrece un horizonte de competencia con muchos precandidatos que quieren estar en la línea de largada para el 12 de septiembre. Allí, vuelve a ser candidata Anita Martínez, quien parece sentir predilección por ir a elecciones cada dos años. Tendrá muchísimos competidores en una grilla que deberá mantener la unidad después de las Primarias.

  Todos los nombres de postulantes aparecen en la edición de hoy de este diario, en la sección Política, y dan una idea global y particular de quiénes serán los aspirantes a ocupar bancas en el concejo. De compilarse, sería tan grueso el ejemplar como una guía de teléfonos de la década del 80.

  A los rosarinos les llamó la atención la cantidad de periodistas inscriptos. Se dieron aquí algunas razones, que tienen que ver con la visibilidad, pero también se comienza a advertir la crisis de liderazgo.

  La política santafesina ha quedado huérfana de grandes electores tras la muerte de referencias supra partidarias. Es un proceso que viene desde lejos y que demorará en hacer aparecer nuevos fetiches. Esa misma situación bajó la vara de exigencia. La canción es parecida en otras provincias, en otros distritos. No está mal la renovación.

  Es muy notable un parangón: murió el primer outsider exitoso de la política santafesina, justo en el momento en que las listas se llenaron de outsiders. Sin embargo, salvo Carlos Reutemann, ningún dirigente extra político llegó a posiciones de poder reales. La política no es para cualquiera.

  El aluvión de candidaturas tendrá un nuevo capítulo el 24 de julio cuando sea el turno de los diputados y los senadores nacionales. Tras el crujimiento que generarán las elecciones legislativas vendrá el tiempo de pensar en 2023.

  Para gobernar Santa Fe y Rosario no valdrán solamente los antecedentes mediáticos, y los frentes tendrán otra coloratura. En las elecciones de mitad de mandato la gente se toma sus licencias y los dirigentes también.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario