Opinión

China, India y Latinoamérica

Reflexiones, por Andrés Oppenheimer / El Nuevo Herald (Miami). El acuerdo sellado a mediados de enero entre China e India para aumentar dramáticamente sus relaciones económicas tendrá un gran impacto sobre Latinoamérica, y no será algo enteramente positivo para la región.

Miércoles 30 de Enero de 2008

El acuerdo sellado a mediados de enero entre China e India para aumentar dramáticamente sus relaciones económicas tendrá un gran impacto sobre Latinoamérica, y no será algo enteramente positivo para la región.

Los líderes de las dos potencias del mundo emergente de mayor crecimiento se reunieron en Pekín para poner fin a décadas de tensiones bilaterales y aumentar sus lazos comerciales.

El primer ministro de India, Manmohan Singh, y el premier de China, Wen Jiabao, anunciaron que para el 2010 el comercio bilateral llegará a 60.000 millones de dólares -mucho más de los 40.000 millones que estaban previstos- y que los dos países iniciarán conversaciones sobre un acuerdo preferencial de comercio.

Aunque las cumbres internacionales suelen producir grandes promesas que luego no se cumplen, hay motivos para tomar muy en serio los compromisos entre China e India. Desde que China e India firmaron un acuerdo de ''asociación estratégica'' en el 2005, el comercio bilateral se ha disparado. Aunque los dos países se habían comprometido ese año a llegar a un comercio bilateral de 20.000 millones de dólares en el 2008, alcanzaron esa cifra ya en el 2006.

"Las cifras rebasan las previsiones cuando se trata del comercio India-China. Es posible que muy pronto China se convierta en el mayor socio comercial de India'', señaló un editorial del periódico The Times of India.

Los crecientes vínculos comerciales entre China e India, así como el acuerdo de libre comercio firmado en el 2005 entre China y los 10 miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), probablemente cambien el mapa del comercio mundial. Y tendrán un gran impacto en muchos países latinoamericanos que dependen cada vez más de sus exportaciones a China.

La buena noticia es que el incremento del comercio entre China e India producirá un mayor crecimiento económico de Asia, que requerirá cada vez más cantidad de petróleo, cobre, mineral de hierro, soja y otras materias primas latinoamericanas. Eso ayudará a países como Brasil, Argentina, Chile, Perú y Venezuela, que son los principales exportadores de materias primas a China en la región.

En los últimos cinco años, las compras chinas de productos básicos en Latinoamérica hicieron crecer la economía de la región a un promedio del 5 por ciento anual. Eso ha contribuido a que Latinoamérica esté pasando por su mejor ciclo de crecimiento económico en los últimos cuarenta años, según datos de las Naciones Unidas.

Además, un crecimiento sostenido de la economía asiática creará un mercado aún más grande para todo tipo de exportaciones latinoamericanas, señalan diplomáticos asiáticos.

''El acercamiento de India y China, y el incremento de su intercambio comercial hará más prósperos a ambos países, y abrirá más oportunidades para Latinoamérica'', me dijo en una entrevista telefónica el embajador de India en Argentina, R. Viswanathan. "Lo que Latinoamérica necesita son mercados en crecimiento, especialmente en un momento en que la economía estadounidense se está desacelerando. Es una situación muy ventajosa para la región'', añadió.

Pero muchos economistas advierten que China e India tienen economías complementarias -China es más fuerte en manufacturas, mientras que India en tecnología informática-, y que sus acuerdos de comercio preferencial harán más difícil para los países latinoamericanos exportar productos manufacturados o tecnología a los dos gigantes asiáticos.

''El crecimiento del comercio entre China e India le va a hacer más difícil a Latinoamérica moverse hacia exportaciones de productos más sofisticados, de mayor valor añadido'', me señaló Antoni Estevadeordal, uno de los principales economistas del Banco Interamericano de Desarrollo de Washington. "India se convertirá en un competidor formidable en el mercado chino'', agregó.

R. Evan Ellis, un experto de la empresa consultora Booz, Allen & Hamilton, que está escribiendo un libro sobre las relaciones de China con Latinoamérica, dice que la mayor oportunidad para los países latinoamericanos en Asia será crear asociaciones con empresas de tecnología y manufacturas indias.

''India está interesada en invertir en tecnología manufacturas en Latinoamérica, apuntando a los mercados latinoamericanos y a Estados Unidos'', dijo Ellis, señalando que muchas empresas indias ya están operando en Latinoamérica. "La proximidad de Latinoamérica al mercado estadounidense es un atractivo clave para las empresas indias'', afirmó.

Mi opinión: ojalá me equivoque, pero temo que la creciente integración económica asiática dificultará aún más la exportacion de productos industriales latinoamericanos a Asia, y que veremos aumentar la dependencia de muchos países latinoamericanos de sus exportaciones de materias primas, que en muchos casos producen menos empleos y ganancias que los productos terminados.

El mundo se está dividiendo en tres bloques comerciales, especialmente en materia de exportaciones de productos pesados, cuyo transporte es costoso: el bloque de Estados Unidos, Canadá, México y sus vecinos; el de la Comunidad Europea, y el asiático. Y los nuevos acuerdos entre China e India parecen indicar que esta división se acentuará cada vez más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario