mas

El monóxido de carbono daña en silencio

Profesionales de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria explican cómo evitar la intoxicación, que puede generar graves consecuencias e incluso la muerte. Qué hacer en casos de emergencia

Domingo 01 de Julio de 2018

Profesionales de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria explican cómo evitar la intoxicación, que puede generar graves consecuencias e incluso la muerte. Qué hacer en casos de emergencia

El monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico producido por la combustión de los automóviles o camiones, motores pequeños, estufas, calefactores, quemadores, parrillas, braseros, calefactores a gas y chimeneas. Por su composición, si se acumula en ambientes cerrados puede intoxicar a los seres humanos y los animales.

Todos los años alrededor de 200 personas mueren en la Argentina por esta causa. En las dos últimas semanas el tema captó al atención de los medios de comunicación ante el deceso, por intoxicación con monóxido de carbono, de personas que por sus actividades o las de sus familiares tenían un perfil público como la esposa y del hijo del senador Luis Naidenoff, la periodista Lucía Trotz, y el miércoles, Miguel Bomchil, de 34 años, quien fuera ex funcionario del gobierno nacional.

¿Qué síntomas provoca? Puede producir síntomas como dolor de cabeza, mareos, debilidad, molestias gástricas, vómitos, dolor en el pecho y confusión. A veces se parecen a los de una gripe. Asimismo, inhalar concentraciones altas de CO puede producir pérdida de conciencia e incluso la muerte. El riesgo también ocurre con las personas que se encuentran dormidas ya que pueden intoxicarse sin notarlo. Quienes tienen más chances de intoxicarse son los niños, las personas con enfermedades cardíacas crónicas, las que padecen anemia o problemas respiratorios crónicos.

¿Cómo prevenir esta situación ? Es fundamental el control de las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos así como mantener los ambientes bien ventilados. Siempre es importante una correcta instalación y buen funcionamiento de los siguientes artefactos: calefones, termotanques, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros. Examinar especialmente las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas para asegurarse que están permeables y en buen estado.

Es clave verificar las instalaciones con personal matriculado ya que podrá identificar y corregir los desperfectos de la fuente generadora de monóxido de carbono. Existen distintos signos que muestran que un artefacto no está funcionando bien por eso se vuelve urgente hacer revisar la conexión por un gasista matriculado.

Hay que comprobar que la llama de estufas y hornallas sea siempre de color azul. Si la misma es anaranjada, es una mala señal. Asimismo, lo más notorio en un conducto de gas que no esté bien puesto o mal tapado es el rastro de una mancha negra en el techo y en la pared (en el recorrido que hace el caño).

¿Cómo actuar ante una intoxicación? Si le resulta posible llame al servicio de emergencia y salga de su casa. Apague los artefactos de gas, abra ventanas y puertas, y salga a tomar aire fresco inmediatamente. Ante los primeros síntomas recurra inmediatamente al médico.

Mareos, molestias gástricas, dolor en el pecho y confusión suelen ser los primeros síntomas de que está ocurriendo una intoxicación

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario