la_region

Una bomba casera explotó en un colegio de San Lorenzo

Fue detonada en uno de los baños del colegio Santa Rosa de Viterbo, en San Lorenzo. No hubo que lamentar lesionados.

Sábado 21 de Octubre de 2017

Esta vez no hubo amenaza previa. Una bomba de fabricación casera explotó en uno de los baños del colegio Santa Rosa de Viterbo, en San Lorenzo. Aunque no hubo que lamentar lesionados y la situación fue puesta rápidamente bajo control, especialistas advierten sobre el peligro de las llamadas bombas de cloro (como fue este caso) y de las consecuencias que pueden traer sobre la salud. Las autoridades deslizaron la posibilidad de que sean planificados a través de las redes sociales.

El hecho se produjo el jueves, a las 9.30, cuando las actividades se desarrollaban normalmente y los alumnos estaban en las aulas, pero tomó trascendencia pública ayer.

La bomba, que estalló en el baño de la planta baja del colegio, estaba hecha con una botella en cuyo interior se mezclaron pastillas de cloro con otra sustancia (se suele utilizar alcohol). El baño es utilizado por los alumnos de la escuela primaria.

"Se escuchó un ruido muy fuerte y luego se sintió un fuerte olor a lavandina. Por suerte no había nadie y no hubo consecuencias que lamentar", señaló la hermana Alejandra, directora de la institución, a la prensa local.

La religiosa explicó que de inmediato se activó un protocolo interno de trabajo, se aisló el lugar, los alunos fueron contenidos y no se permitió que nadie se acercara. "Luego habilitamos otro baño para poder seguir funcionando", reprodujo el diario digital SL24.

Y además de asegurar que nadie ajeno al establecimiento ingresó al edificio, dejó entrever la sospecha de que la idea de llevar a cabo esto pudo haber circulado previamente por redes sociales"

"Pudo salir mal"

La médica toxicóloga Silvia Martínez, jefa del servicio de toxicología del Hospital Provincial y docente universitaria, aseguró que el episodio pudo haber sido grave. "Tuvieron suerte de que no hubiera lesionados", dijo ayer a LaCapital. Y destacó que "el cloro es una sustancia muy irritante de las vías respiratorias y en personas con cierta sensibilidad pulmonar puede generar problemas de magnitud".

Por su parte, Dora Prada, médica toxicóloga de Sertox y profesora de la facultad de Ciencias Médicas, comentó que habitualmente las bombas caseras de cloro, que buscan generar impacto por el estruendo que producen, están hechas con alcohol (el mismo que se usa para las heridas) y pastillas de cloro. La mezcla, que suele agitarse para producir el efecto deseado es altamente irritante. "El cloro es uno de los elementos fundamentales en estas bombas caseras y se adhiere a las proteínas de los tejidos y a las grasas generando lesiones en mucosas. Las consecuencias, para quienes están cerca, suelen darse a nivel de las vías inhalatorias. Esto pueden generar: tos, dificultad para respirar, sequedad en la boca, lágrimas por la irritación de las conjuntivas y hasta una crisis por broncoespasmos. En los casos más graves se puede presentar una hipoxia (falta de oxígeno) que potencie un edema agudo de pulmón".

Ambas profesionales destacaron que no suelen ver pacientes con estos cuadros producto de bombas de cloro, pero sí es común que atiendan a quienes realizan tareas de limpieza con cloro en lugares pequeños o cerrados con síntomas como los descriptos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario