AFIP

Un complejo panorama empresarial

Lunes 12 de Marzo de 2018

La histórica Refinería San Lorenzo pertenece a Oil Combustibles, que estaba en manos del Grupo Indalo del empresario Cristóbal López, hoy caído en desgracia y en la cárcel junto a su segundo, Fabián De Souza, por la evasión impositiva de 8.000 millones de pesos. El empresario vendió la compañía a OP Investments, cuyas caras visibles son los financistas Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, que rebautizó al conglomerado Indalo como Grupo Ceibo. No obstante, esta operación está trabada por la Justicia que tiene a su cargo el concurso de la empresa donde el principal acreedor es la Afip. Un embargo le impide a la empresa proveerse de petróleo crudo para refinar y no puede adquirir combustible para abastecer a su red de estaciones. Rosner afirmó que conseguiría reactivar la empresa con una inyección de fondos de la petrolera rusa Lukoil, pero fue refutado por el ministro de Energía de la Nación y ex CEO de Shell, Juan Aranguren, quien dijo haber consultado con los extranjeros.

La presencia en el gobierno del ex CEO de Shell, además de que la petrolera Pampa Energía sea propiedad de Marcelo Mindlin, empresario a quien se lo vincula con el presidente Mauricio Macri tanto como se relacionaba a López con el gobierno kirchnerista, genera todo tipo de suspicacias.

Los gremialistas de la refinería —los dos sindicatos petroleros y también de Camioneros— se reunieron con los diputados provinciales de la comisión de Asuntos Laborales. Héctor Brizuela, del Supeh, ofició de vocero del grupo que expresó sus sospechas de que la crisis de la compañía "haya sido diagramada como parte de un contexto de política que expresó Aranguren de apagar las refinerías del país y cubrir las demandas a través de políticas de importaciones de productos terminados".

También los gremialistas denunciaron que se paró la producción de asfalto en la Refinería San Lorenzo, por lo cual "la demanda récord va a ser suplida por Shell". También dejaron entrever que Pampa Energía, uno de los mayores acreedores en el concurso de Oil, podría quedarse "gratis" con el establecimiento del Cordón.

Fuentes sindicales explicaron que Refinería San Lorenzo cuando procesa el petróleo obtiene productos como gasoil o fueloil, y una nafta denominada "virgen" que es enviada por una tubería especial a Pampa Energía (ex Pasa). Esta última se queda con algunos subproductos y le devuelve a Oil (Refinería San Lorenzo) la nafta refinada que es la conocida como "especial", por lo que el parate de una empresa va a repercutir también en la segunda y con impensadas consecuencias contractuales.

El petrolero Rubén Pérez expresó sus sospechas por la falta de presencia en los medios de comunicación nacionales de esta situación: "Hay una barrera mediática, pero esto es muy grave porque independientemente de si López-De Souza son culpables, acá no maten a las 400 familias que están afectadas, los meten presos a los empresarios y a los trabajadores con ellos y esto nadie en Buenos Aires lo quiere contar".

El diputado provincial Carlos Del Frade (FSyP) señaló que "en los últimos tres meses Refinería San Lorenzo fue vaciada hasta el último litro de petróleo", y denunció que "una de las favorecidas por este saqueo es Shell, con la información privilegiada que cuenta el ministro Aranguren".

Otra de las derivaciones es la situación de unas 300 estaciones de servicio de la red de Oil que podrían quedar sin abastecimiento si la compañía no acuerda la provisión.

Otra derivación es la situación de unas 300 estaciones de servicio de Oil que podrían quedar sin abastecimiento

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario