La Región

Pérdidas millonarias en dólares en una fábrica incendiada en Venado

La empresa de productos químicos Peyte se ubica en el Parque Industrial La Victoria. Hubo temor en la población por la toxicidad del humo

Martes 06 de Marzo de 2018

Luego de una ardua tarea de los bomberos de más de 12 horas, ayer a la mañana quedó totalmente controlado el foco de incendio de la fábrica de productos químicos Peyte, desatado en la tarde del domingo en una de las naves del Parque Industrial La Victoria, y que generó cierta inquietud en la población. En el siniestro no se registraron víctimas humanas, aunque si pérdidas millonarias en dólares, según se analizó desde el punto de vista económico.

El intendente José Freyre, máxima autoridad de la Junta Municipal de Protección Civil, destacó la coordinación de los trabajos realizados, el profesionalismo de los bomberos, como también el aporte de los servidores públicos de la región. Destacó además la colaboración del gobierno provincial y en particular de la Secretaría de Protección Civil.

"Hubo un trabajo muy profesional. Defensa Civil funcionó ayer en una situación compleja y difícil. Los equipos municipales respondieron bien, el 107, Salud municipal, Tránsito, el Hospital, fuerzas de seguridad, todos trabajaron coordinadamente. Funcionaron los protocolos y los mecanismos de intervención. Vaya nuestro reconocimiento para todos los que trabajaron en la jornada de ayer", explicó el intendente.

En el terreno descriptivo, apenas desactivado el siniestro todas las autobombas de la región retornaron a sus lugares de origen, y una dotación de bomberos local atacó durante la madrugada pequeños focos de reignición. Por momentos el pánico se extendió a la población de Venado Tuerto y la región ya que las primeras versiones hablaban de una nube tóxica peligrosa, cuestión que fue desestimada con el correr de las horas.

El humo y la toxicidad

"Queremos llevar tranquilidad a la población por toda la psicosis generada ayer. Recomendamos en estos casos no acatar medidas que no son oficiales", explicó el jefe de Bomberos, Francisco Acrap, quien aclaró que la densidad del humo fue generada por el plástico de los bidones de agroquímicos.

En cuanto a la nube de humo y su toxicidad dijo que "si bien se elevó una columna de humo negro y tenía cierta toxicidad, no fue mayor a la de cualquier incendio".

Dotaciones de varias localidades

En el siniestro actuaron junto a Venado dotaciones de Murphy, Santa Isabel, Villa Cañás, María Teresa y Sancti Spiritu, en general aportando cisternas. También se movilizó un equipo de Wheelwright, que con su brigada de drones permitió orientar los focos de ataque, despejando dudas.

Acrap agradeció la colaboración de los distintos organismos municipales y provinciales, y confió que "se trabajó bien porque todos colaboraron y guardaron su lugar, había una sola orden y todos la acataban".

Otro dato de relieve es que el apoyo de la firma Dow, en cuanto al abastecimiento de cisternas y regadores, fue clave. Más todavía en la ruta 8, que cuenta con un alto nivel de circulación durante los domingos.

Cientos de miles de litros

Como referencia logística, la autoridad de los bomberos estimó que se habrían utilizado unos "300 mil litros de agua" durante todo el operativo.

"Bomberos Voluntarios no tiene peritos, por lo cual no podemos establecer una causa fehaciente de cómo se generó este incendio", especificó Acrap sobre el origen del siniestro.

Intensas tareas

Pablo Pietrafesa, de la Secretaría de Protección Civil provincial, acotó que "todos coincidimos en que ahora que se extinguió el incendio, en el plan de trabajo resta la parte de disposición final de los productos, sea de los líquidos químicos como del excedente de agua para extinción del incendio. Luego vendrá la parte de remoción de suelos, específicamente donde se hicieron los diques de contención".

Estos diques, fueron ejecutados con maquinaria y personal municipal junto a bomberos, y evitó la dispersión de líquidos hacia lotes aledaños y el casco urbano. Los diques fueron reforzados ante la alerta meteorológica de la noche, que por fortuna derivó en escasas precipitaciones. Además se destaca la plena disponibilidad en el operativo de los nuevos regadores municipales, aportados por la Dirección de Medio Ambiente.

"Debemos ser cautos con la información que circula. Hay gente en las redes sociales que manda alertas innecesarias, provocando más caos del que hubo. Suelen decir que la gente debe salir y evacuarse, y en realidad ante estos casos la primera acción es quedarse en el lugar, aislarse, porque el humo está afuera. Siempre hay que hacerle caso a la versión oficial", advirtió Pietrafesa, en la misma línea que Acrap.

A su turno, Liliana Boggio, directora provincial de Medio Ambiente Zona Sur, coincidió en las tareas de remediación como paso inmediato, ponderó la coordinación lograda ayer y llamó a "confiar en las autoridades", para sortear comentarios que sólo acrecientan la incertidumbre.

Boggio señaló que la empresa siniestrada Laboratorios Peyte tiene "presentaciones ambientales y declaraciones", y que ahora Medio Ambiente provincial evaluará lo sucedido. La coincidencia generalizada es que el Parque Industrial (ya afectado hace dos años por otro incendio de magnitud) deberá desarrollar un proyecto para emplazar reservorios de agua, una inversión considerable, pero que podría mitigar males mayores. Lo importante es que por el siniestro de ayer no hubo que lamentar víctimas.

Ayuda de drones. Una brigada de Wheelwright aportó equipos para orientar focos de ataque y despejar dudas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario