Edición Impresa

Maciel: empezó la intervención pero la Legislatura debe ratificarla

Hoy los trabajadores comunales retomarán las actividades tras cobrar sus salarios ayer a última hora. Expectativas y aún incertidumbres.

Jueves 14 de Marzo de 2019

La destitución de los cinco miembros de la comuna de Maciel se efectivizó en un decreto firmado por el gobernador Miguel Lifschitz, que de acuerdo consta en la ley de municipios y comunas deberá ser ratificado por los legisladores. Mientras, en el primer día de intervención se logró activar las cuentas bancarias oficiales, y con el pago de los salarios, ayer a última hora, se levantó la medida de fuerza de los trabajadores, que retomarán sus labores hoy.

Las primeras horas de ayer tuvieron un tinte extraño, dentro y fuera de la comuna. En las calles todos hablaban del final anunciado. La quietud de las máquinas seguía preocupando por la falta de servicios y un paro que hasta el mediodía continuaba. Los trabajadores tuvieron una asamblea que se tornó debate, el nuevo interventor Mario Tomás Drovetta, les había pedido colaboración en su primer día, pero tras tantas idas y vueltas ya nadie creía en la palabra como método de resolver el conflicto.

Fue así que recién con la confirmación de la habilitación de las cuentas oficiales en el banco Santa Fe los obreros determinaron volver a cumplir sus funciones. El humo negro del martes donde ardían las cubiertas, de a poco se fue convirtiendo en blanco de esperanzas al cambio administrativo. En el último año, los paros se agolparon, las metodologías de protesta fueron de las más variadas: desde cortes de ruta hasta arrojarle basura en las casas de los opositores.

Pero, mientras parece comenzar a ordenarse y la incertidumbre halla un tope, podría convertir a Maciel en foco de un nuevo dilema. El martes, pasadas las 15, el secretario de Municipios y Comunas, Carlos Torres, la directora de asuntos legales de la cartera, Ethel Mustafa y el interventor asignado llegaron a la comuna y notificaron un decreto firmado por el gobernador Lifschitz.

Una vez instalados, se dispusieron a ordenar los primeros pasos y luego recibieron a La Capital. "La constitución de la provincia dice que las comunas y municipios pueden ser intervenidos por los causales que determina la ley de comunas, considerando sobre todo un régimen comunal subvertido. Lo puede hacer el gobernador en receso de la Legislatura ante un hecho de gravedad, pero originalmente la medida es del Legislativo, por eso se va a tener que ratificar el decreto". Es decir diputados y senadores al retornar a sus actividades parlamentarias deberán aprobar la decisión de intervenir el gobierno local.

En el caso de Maciel, es el único pueblo en el que la gestión del gobernador Lifschitz tomó la determinación de una interrupción de la vida democrática para sustituir el rol de la comisión. Y, como en la "perla de la ruta 11" puede pasar de todo, podría ser además la primera vez en la historia que se cuestione una decisión de este tipo, divisando la oposición que hubo en el funcionamiento de la Legislatura. Sin ir más lejos, el senador Danilo Capitani por San Jerónimo, se opuso rotundamente y lo cuestionó abiertamente ante la presunción. El secretario de Municipios y Comunas en diálogo con este diario enfatizó que los motivos están justificados y que no habría lugar para que pretendan dar marcha atrás: "Se buscaron todas las alternativas, hemos acudido varias veces, se buscó la figura de una veedora que hizo un trabajo muy importante, nosotros con el área Jurídica y Contable de Municipios y Comunas vinimos a hacer reuniones, a acercar las posiciones, a tratar de asesorar y ayudar en todo lo que esté a nuestro alcance, pero no hubo forma de hacer que la comuna funcione institucionalmente, y esto obliga a tomar esta decisión, a referéndum de la Legislatura".

Luego, remarcó: "En pocas semanas son las elecciones primarias, allí los vecinos volverán a elegir a sus representantes que asumirán en diciembre. Maciel tiene todo para funcionar correctamente". El funcionario fue una de los testigos clave a lo largo de las crónicas de las reuniones de comisión, disturbios entre los protagonistas y presentaciones judiciales. Es más, por la cercanía muchas veces sufrió embates de algún sector disconforme.

Primero lo urgente

En el primer día de asunción como interventor de Maciel, Drovetta debió zigzaguear entre los reclamos. El principal era el de los empleados que no brindaban servicios por una medida de fuerza, que finalmente logró sortear.

El abogado designado no es un desconocido para la región debido a que su familia tiene raíces en la zona pero además con sangre política: su abuelo materno Bartolomé Gaido fue jefe comunal de facto en Puerto Gaboto entre 1976 y 1983, luego fue electo en 1993 hasta 1995 por la UCR. Su tío abuelo Juan Drovetta gobernó Oliveros desde 1973, incluido en el golpe de Estado, concluyendo su mandato en 1982. Su abuelo Francisco Drovetta, fue interventor en esa localidad y luego dirigió los destinos del pueblo desde 1987 hasta su deceso que completó su mandato en 1997 su vice María del Pilar Franetovich. Por otra parte, su primo Juan Pío Drovetta es el actual jefe comunal de Serodino.

En diálogo con LaCapital el interventor auguró: "Mi responsabilidad es que la comuna regrese a su normal funcionamiento, que se presten los servicios. Desgraciadamente se llegó a esta medida extrema, se intentó de mil maneras y no se pudo. Desde mi lugar por disposición del gobernador y del ministro de Gobierno me pongo a disposición de la comunidad sabiendo que el rol que tengo que cumplir fue delegado por un decreto. El objetivo es comenzar por lo urgente y luego ordenar lo importante".

Se lo mostró cauto, con muchas inquietudes y ante un gran desafío personal, no dudó en dirigirse al pueblo y pidió colaboración: "Estamos abiertos a escuchar a todos y a hallar una solución a esta problemática que a nadie le gusta. Espero estar a la altura de lo que Maciel necesita, para llegar a las elecciones con un contexto ordenado".

En la Justicia y la Legislatura

El jefe comunal destituido, Pedro Tobozo, con aire de desilusión ante la decisión provincial dijo a La Capital: "Puse lo mejor de mí, sé que hice bien las cosas, estoy un poco molesto con Lifschitz porque llegué llevando la bandera del Frente Progresista, por la actitud que tomó, porque la comisión estaba constituida".

Y levantó como bandera la lucha por recuperar su gestión en todos los estamentos posibles: "El decreto es para tomarlo con pinzas porque dice sujeto a los dos poderes legislativos, o sea eso se tiene que tratar en diputados y senadores, lo cual yo voy a ir a la Justicia, a mí me votó el 43 por ciento del pueblo, así que no se entiende el fallo del gobernador".

En la historia reciente, la espectacularidad de los sucesos dejaron poco margen para las sorpresas. El pueblo pujante, empresarial y lleno de luces se convirtió en un torbellino de acusaciones cruzadas donde reinó la violencia. La sensación parecería ser que el común de los vecinos aguarda que el próximo capítulo sea de organización y tranquilidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});