LA REGION

La situación se agravó en Cañada del Ucle por el coronavirus y puso en alerta a Firmat

La pequeña población de 1.000 habitantes ya tiene cuatro infectados y la ciudad vecina extrema las precauciones sanitarias para evitar contagios.

Jueves 13 de Agosto de 2020

La situación epidemiológica en la pequeña localidad de Cañada del Ucle se agravó al confirmarse nuevos casos positivos que elevan a cuatro el número de infectados de Covid-19 en esa pequeña población de poco más de mil habitantes. Tras conocerse que el médico del Samco local había contraído coronavirus, se realizaron quince hisopados, de los cuales tres arrojaron resultados positivos y el resto fueron descartados.

Los contagiados son una enfermera que asistía al profesional infectado, que está al frente del centro de salud de la localidad, un hombre que trabaja para una empresa de telefonía y una mujer de más de 60 años que fue internada en el hospital de Firmat en buen estado general. A ello se agrega que se espera el resultado de estudios realizados a personas que tuvieron contacto con los enfermos.

Lo sucedido no sólo obligó al pueblo a volver a Fase 1 sino que también generó alerta en la vecina ciudad de Firmat, distante a 14 kilómetros, que desde el inicio de la pandemia sólo registra un paciente de Covid-19, ya recuperado, y se esfuerza para resguardarse de la propagación del virus.

Desde el gobierno firmatense se instó a la comunidad a extremar los cuidados para prevenir contagios y así evitar el avance del virus en el sur santafesino en una de las localidades menos afectadas por el coronavirus.

En este contexto, cinco familias de Firmat fueron aisladas en sus domicilios, aunque por el momento no presentan síntomas. La medida fue tomada preventivamente al establecerse que algunos de los aislados tuvieron contacto con el médico del Samco de Cañada del Ucle, que además trabaja como médico de cabecera en el Pami Firmat, entre otras funciones.

Otros fueron aislados por estar en contacto con un hombre que trabaja en esa ciudad y en la zona al prestar servicio para la empresa Telecom, y que sería el caso índice, aunque aún no fue determinado.

“Esa es la hipótesis que se maneja, aunque no lo podemos confirmar”, indicaron ayer a La Capital autoridades sanitarias de la región en relación al origen del foco de contagios en Cañada del Ucle y que encendió la luz de alerta en la población firmatense.

“Cañada del Ucle es prácticamente un barrio de Firmat, por lo que se llevó adelante un trabajo exhaustivo sobre los nexos epidemiológicos”, explicó la secretaria de Salud del municipio de Firmat, Mónica Cortázar. Y en esa misma línea destacó los controles que se realizan en los ingresos a la ciudad para minimizar riesgos de contagios, algo que se tradujo, al menos hasta ahora, en buenos resultados.

No obstante, al no reportarse casos desde hace meses se advierte cierto relajamiento social, por lo que desde el municipio apuntaron a la responsabilidad social.

Por medio de un comunicado advirtió a los vecinos que “hoy estamos en el peor momento de la pandemia y distintos vecinos de Firmat que tuvieron contacto con casos positivos se encuentran aislados en sus domicilios”.

En ese contexto, resaltó que “para evitar el desborde exponencial de casos en nuestra ciudad, como ha ocurrido en otros lugares, es necesario extremar en forma personal todas las medidas de prevención”. Y en esa dirección destacó la importancia de “evitar la circulación” limitando las salidas del hogar a lo “estrictamente necesario”, porque “hoy más que nunca está vigente el pedido quedate en casa”.

“Es fundamental, además, evitar los encuentros familiares y afectivos ya que más del 80 por ciento de los contagios ocurre en reuniones generando una rápida cadena de personas con Covid-19. Hoy la salud de todos está en manos de la responsabilidad de cada uno de nosotros”, agregó.

Hisopados en Casilda

En medio de la escalda de contagios que registra Casilda y que ya suma 328 infectados se realizó hoy un operativo en el barrio Nueva Roma para identificar casos sospechosos y aumentar los testeos en el marco del Plan Detectar.

Durante la jornada de trabajo, que comenzó a las 8 y se extendió hasta las primeras horas de la tarde, fueron visitados 350 hogares y se realizaron 64 hisopados en el Centro Comunitario Eduardo Bracaccini.

972aa7cd-be8c-413b-b1e6-0ea1ebd62c4d.jpg

“El objeto primordial es salir en búsqueda del virus y lograr un mapa, una radiografía de cómo está la situación en este sector de la ciudad", explicó el intendente Andrés Golosetti, quien llegó al centro de operaciones acompañado del senador del departamento Caseros, Eduardo Rosconi, y el subsecretario de Salud municipal, Ariel Aquili.

Tras saludar al personal que llevó adelante las tareas, el mandatario local indicó que está previsto seguir haciendo más testeos en otros sectores de la ciudad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario