La región

Inspeccionan las cerealeras del cordón industrial

"El Estado no puede enterarse por los medios o un gremio que hay operarios infectados", dijo el ministro de Trabajo, Roberto Sukerman.

Jueves 30 de Julio de 2020

Funcionarios de los ministerios de Trabajo y de Salud de la provincia se hicieron presentes ayer en la planta de Cofco, en Timbúes, en lo que será una serie de inspecciones donde se conocieron casos de coronavirus. Hoy será el turno de Bunge, en Puerto San Martín, y mañana de Renopack, en San Lorenzo. Los representantes de las carteras sanitaria y laboral estuvieron en las planta junto a dirigentes del gremio de los aceiteros, que entre el fin de semana y el martes denunciaron 12 casos de Covid-19 en Cofco, y uno en cada una de las restantes empresas.

   Desde el gremio advirtieron que solamente en Cofco hay en este momento más de 90 personas aisladas preventivamente, incluidos los 12 casos que tendrán que mantenerse en cuarentena obligatoria.

   El titular del área laboral, Roberto Sukerman, reconoció lo que era un secreto a voces, que las cerealeras (al menos en el caso de la que opera en Timbúes) no informaron inmediatamente al Ministerio de Salud sobre los casos que se estaban registrando, con lo cual no se estaría cumpliendo con los protocolos sanitarios vigentes.

   “Ante una sospecha de un caso positivo lo primero que se tiene que hacer es notificar al Ministerio de Salud”, indicó, aunque reconoció que “en todas esas empresas el gremio trabaja muy fuertemente en los comités mixtos, y conformó un comité de higiene y seguridad en el marco de la CGT San Lorenzo”.

“Los protocolos de seguridad e higiene fueron aprobados por los establecimientos. Nosotros siempre entendimos que venían trabajando bien, que la actividad exportadora argentina era récord a nivel mundial. Nadie está exento a tener casos cuando hay circulación viral. Pero el Estado no puede enterarse por los medios o por un sindicato sobre un caso de Covid-19 en una compañía”, manifestó.

   Ayer a la tarde, los funcionarios mantuvieron una videoconferencia con la cámara que agrupa al sector, el gremio y las empresas que funcionan en el lugar. “Lo importante es ganar tiempo y avanzar sobre cuáles son los pasos a seguir —dijo Sukerman— que se analizarán en el marco del comité mixto, que podrá analizar cada situación de acuerdo a las características de la empresa, y serán las autoridades sanitarias las que establecerán las medidas pertinentes”.

   Durante la videoconferencia se determinó que las inspecciones seguirán hoy y mañana en las compañías Bunge y Renopack.

   Igualmente, Sukerman insistió: “Las empresas no han notificado inmediatamente la situación, cuando lo primero que tienen que hacer es informar al Ministerio de Salud. El Estado no puede enterarse de los contagios por un medio de comunicación o la denuncia de un gremio”, le dijo a La Capital.

   Por su parte, Pablo Reguera, secretario general del sindicato que agrupa a los trabajadores de del sector aceitero, reveló que hay más de 90 personas que quedaron en aislamiento preventivo en Cofco, “unos 20 primeros a los que se les hizo el hisopado, entre los que aparecen los positivos, y otros 70 a quienes se le harán los testeos”. La empresa tiene 380 empleados.

   Reguera afirmó que el gremio cuenta con dos asesores especializados en higiene y seguridad laboral, “que están trabajando con el Ministerio de Salud de la provincia y conocen perfectamente cómo funcionan las aceiteras. Con este virus no sabes cómo hacer, creo que hubo un relajamiento dentro de las empresas para que ocurriera lo que pasó”, opinó el sindicalista. Y reveló que ahora mantendrán reuniones con las empresas para pactar horarios laborales y darles seguridad a los trabajadores que deben ingresar a cumplir sus tareas.

   Respecto a la intervención de la provincia, está confiado de que “a partir de ahora vamos a tener la palabra oficial y vamos a estar seguros que se va a hacer lo correcto”.

   Tal como lo publicó ayer La Capital, el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo denunció que se detectaron el lunes 11 nuevos casos de Covid-19 en la empresa Cofco, además del que ya se había notificado el fin de semana. Y que también había un caso en la aceitera Bunge, de Puerto San Martín, y otro en Renopack.

   Las plantas permanecieron cerradas hasta recibir la inspección de las autoridades de Trabajo y Salud, lo que comenzó ayer en Timbúes.

Trabajador de petroquímica con Covid-19

La empresa Pampa Energía, de Puerto San Martín, tiene un trabajador con coronavirus, debiendo aislarse a “20 compañeros”, confirmó el secretario general del Sindicato Obrero Petroquímicos Unidos, Marcelo Brizuela. El sindicalista dijo que el infectado “es un trabajador de despacho de camiones de fertilizantes. Venía con un síntoma hace nueve días y en ese mismo momento se lo aisló”. El lunes pasado tuvo síntomas y se aisló a 20 personas.

¿Te gustó la nota?

Segui Leyendo

Opinión

Etica, ¿estás?

El descuido de la ética pública y la ausencia de mecanismos que la garanticen explica y predice que actuales o potenciales funcionarios públicos sean tentados a caer en prácticas de corrupción, por lo que el rescate y fomento de la ética construye, reconstruye, fortalece, motiva y crea una identidad en la administración pública que conduce a una mayor responsabilidad funcional, contribuyendo a evitar o disuadir actitudes y posicionamientos reñidos con la ética y la corrupción, así como, consecuentemente con ello, la recuperación de la confianza ciudadana en sus instituciones públicas.

Por Roberto Fermín Bertossi - Experto Coneau / Cooperativismo

Dejanos tu comentario