La Región

Hallaron asesinada a una mujer de Hersilia que estaba desaparecida

La joven había posteado en su muro de Facebbok que tenía "mucho miedo" de que le ocurriera algo. La estaban buscando desde el 1º de agosto.

Jueves 15 de Agosto de 2019

Silvia Quinteros, la mujer de 28 años de edad que estaba desaparecida desde el 1º de agosto y que había escrito varias veces en Facebook que tenía "mucho miedo" de que algo le sucediera, fue hallada asesinada en un descampado de Hersilia, localidad del departamento San Cristóbal ubicada a 390 kilómetros al noroeste de Rosario. Por el hecho se encuentra desde hace varios días detenida su ex pareja, quien tenía una restricción de acercamiento.

La fiscal a cargo de la causa, Silvina Verney, confirmó ayer que el cuerpo de Silvia fue hallado en el atardecer del martes en un descampado cercano a la localidad de Hersilia, cercana a la frontera con Santiago del Estero.

La víctima era madre de tres chicos de 6, 9 y 10 años y se había separado de su pareja y padre de ellos, Javier Piedrabuena, quien tenía una medida de restricción perimetral impuesta por la Justicia, la cual había violado varias veces, según denunció la mujer en sus redes sociales días antes de desaparecer y ratificaron luego los pesquisas.

Piedrabuena se encuentra detenido desde hace varios días en el marco de la causa, ya que en base a testimonios y demás elementos surgieron sospechas sobre su participación en la desaparición de su ex mujer, ahora hallada asesinada.

El cadáver de Quinteros fue encontrado durante un rastrillaje efectuado por personal de la Policía de Investigaciones y de la Agencia de Trata de Personas.

Según los voceros de la pesquisa, el cuerpo estaba semienterrado en un campo conocido como "Viejo Vivero", adyacente a la ruta nacional 34, y por el momento no se determinaron las causas de la muerte.

Piedrabuena no sólo tenía prohibido acercarse a su ex pareja, sino también a los hijos que ambos tenían en común, y Quinteros le tenía "mucho miedo", según sus propias manifestaciones en las redes sociales.

El 14 de junio último, en su Facebok, la mujer escribió: "Tengo mucho miedo, por favor mi San La Muerte protégeme".

Unos días después, el 22 de junio, la mujer se manifestó en la red social nuevamente en el mismo sentido: "Tengo que vivir con miedo siempre de saber que tengo que tener ojos en la espalda para ver que no me pase nada, que no me lastimes ni a mí ni a mis hijos. Ni la restricción te para, hasta dónde fuiste capaz de llegar", escribió en su muro.

Tenían una audiencia

Voceros del Ministerio Público de la Acusación señalaron que Quinteros y Piedrabuena tenían una audiencia de conciliación prevista para la jornada de ayer.

Ambos tienen tres hijos en común: Evelin, de seis años; Alan, de nueve, y Javier, de 10 años.

Fuentes del caso agregaron que al momento de ser denunciada la desaparición de Quinteros, allegados a la familia revelaron que había habido una fuerte discusión con su ex pareja, por lo cual se inició su búsqueda de inmediato.

En el transcurso de la pesquisa, y antes de que fuera hallado el cuerpo de la víctima, Piedrabuena fue detenido como sospechoso y ahora enfrentará una acusación por femicidio.

Movilización

Vecinos, familiares y amigos de la mujer realizaron el pasado lunes una marcha desde la plaza hasta la comisaría de Hersilia para exigir avances en la investigación, ya que hasta ese momento nada se había averiguado en torno al caso.

"La marcha pasó por la comisaría del pueblo para saber qué se estaba haciendo. Silvia Quinteros tiene 28 años y tres hijos y era muy apreciada en la comunidad", dijo Miguel Useglio, periodista de FM Hersilia, quien admitió que una ex pareja de la mujer tenía una medida perimetral. Entre las pancartas y escritos que llevaban los manifestantes, una pareció premonitoria: "¡Perdón Silvia! Perdieron dos semanas dudando", podía leerse un cartel en manos de una chica.

Tras el hallazgo, el cadáver fue remitido a la morgue, donde en las próximas horas se realizará la correspondiente autopsia para determinar las causas de la muerte.

En los últimos femicidios cometidos en Santa Fe, sus victimarios tenían restricciones de acercamiento, como el de María Virginia Caro (30), quien fue asesinada el 5 de julio de un escopetazo en la cabeza en la ciudad de Calchaquí delante de su hija, y por el crimen fue detenida su ex pareja, Juan Carlos Gómez.

En tanto, el 3 de junio Rocío Serrano (29) también fue asesinada de un escopetazo frente a sus dos hijos por su ex marido, Alberto Vilella (34), quien tenía una restricción perimetral y se suicidó tras el femicidio, en el barrio La Loma de la capital provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario