LA REGIÓN

Efectivos fueron a desactivar una fiesta en San Lorenzo y recibieron piedrazos y botellazos

Una oficial de policía resultó lesionada tras recibir proyectiles arrojados desde una fiesta clandestina que se realizó en San Lorenzo. En Baigorria, la policía desbarató otros tres encuentros ilegales

Lunes 26 de Julio de 2021

Durante la madrugada del domingo, la policía de San Lorenzo fue notificada por denuncias de vecinos que en calle Malvinas Argentinas, barrio 2 de Abril, se estaba realizando una fiesta clandestina. Cuando agentes del Comando Central intentaron hacer cumplir las normas vigentes y aplicar del protocolo sanitario anticovid, los presentes respondieron con agresión hacia los policías que recibieron insultos, piedrazos y botellazos.

Producto de la violencia de los jóvenes que participaban de la fiesta, una oficial resultó herida con un golpe en una de sus piernas. También dañaron uno de los coches policiales. Ante la magnitud del descontrol, los agentes debieron solicitar refuerzos. Momentos después llegaron varias unidades móviles de la UR XVII.

Finalmente, el propietario de la casa, un hombre de 30 años, fue detenido por “violación al DNU, daños calificados y resistencia a la autoridad”. Las fuerzas de seguridad secuestraron elementos probatorios como botellas de bebidas, un equipo de audio portátil, una lámpara led de efecto luminoso y varios ladrillos de escombro.

También, en la madrugada de este domingo, se dieron tres encuentros ilegales en Granadero Baigorria. En una de las fiestas había 200 personas, la otra se armó cerca de las dos de la madrugada frente a un negocio con ingesta de alcohol y música elevada y la tercera era un cumpleaños.

En Callao al 1400, del barrio Martín Fierro cerca de las cuatro de la madrugada de este domingo, agentes del Comando Radioeléctrico desbarataron una de las fiesta donde había unas 200 personas y detuvieron a un joven de 18 años quien dijo estar a cargo del evento.

Dos horas antes, en Dorrego al 3200 del barrio San Fernando, fue interrumpido por los agentes de orden un cumpleaños donde había unas 15 personas que se retiraron del lugar a pedido de los efectivos.

Casi a la misma hora, en un drugstore de Calle 11 al 2300, de barrio Los Robles, disuadieron a un grupo de jóvenes estaban tomando alcohol y escuchando música en alto volumen. En la mañana del domingo personal municipal clausuró el comercio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario