La ciudad

Vecinos de Pichincha presentaron un amparo por el descontrol nocturno

Lo hicieron invocando la ley de 10.000, llamada de intereses difusos. Ahora debe resolver un juez en lo Civil y Comercial. "No teníamos otra alternativa ante la falta de respuesta de las autoridades", dijeron.

Viernes 05 de Julio de 2019

Un grupo de vecinos del barrio de Pichincha recurrieron a la Justicia para canalizar sus reclamos por los ruidos causados por los boliches de la zona que les impiden descansar. La presentación ingresó en el juzgado en lo Civil y Comercial de Carlos Cadierno.

Guillermo Kramp, uno de los habitantes del barrio que se puso al frente de los reclamos, aclaró que no tuvieron otra alternativa que presentarse en la Justicia ante "la falta de respuesta por parte de las autoridades".

En declaraciones al programa "Ricciardino 830" que se emite por La Ocho, Kramp remarcó: "Presentamos un recurso de amparo en el marco de la ley 10.000, (de intereses difusos), para pedirle a la Justicia que intime a la Municipalidad que bajo apercibimiento al funcionario que corresponda, haga cumplir las normativas vigentes".

>> Leer más: Cansados de los reclamos, los vecinos de Pichincha demandan al municipio

El lugar donde se concentran las mayores quejas de los vecinos son las calles Jujuy entre Oroño y Alvear o Santiago. Los habitantes del lugar promovieron varias acciones por las molestias que sufren a raíz del funcionamiento de algunos restobares de la zona.


"En otra reunión advertimos que los controles no servían porque se hacían en las esquinas"

Kramp se refirió hoy a las reuniones que mantuvieron con autoridades municipales, incluso hasta con la propia intendenta Mónica Fein.

"Tuvimos varios encuentros funcionarios municipales. En dos oportunidades nos reunimos con Guillermo Turrín (titular de la Secretaría de Control y de Convivencia Ciudadana). No nos dio solución. Estaba al tanto de lo que sucedía, pero no nos comprendió", remarcó Kramp.

>> Leer más: Vecinos de Pichincha denunciaron que el barrio es "un caos absoluto"

El vecino recordó que hasta lograron obtener una audiencia con la intendenta Fein, y al respecto dijo: "Le plantemos el problema. Ella dijo que se iban a revisar las habilitaciones y que se harían más controles. En otra reunión advertimos que los controles no servían porque se hacían en las esquinas, con puestos fijos con las camionetas de (la Dirección de) Tránsito y Control Urbano".

"Eso no dio resultado. La música siguió hasta altas horas de la madrugada fuera de lo que dicen las ordenanzas. Nunca más tuvimos noticias de los funcionarios", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario