La ciudad

Rociaron de balas el frente del boliche Jalizco ubicado en Fisherton

Un cliente del lugar fue retirado porque estaba borracho. Regresó en auto y se vengó con múltiples disparos. Locales linderos sufrieron daños.

Sábado 21 de Octubre de 2017

Una vez más la violencia se desató frente a las puertas del boliche Jalizco, de Eva Perón al 7700 (Fisherton). Ayer por la madrugada un cliente del local nocturno fue expulsado por su estado de ebriedad y, en represalia, roció con al menos 13 impactos de bala el frente de la disco y los negocios linderos. No es la primera vez que ocurre. Incluso, el domingo por la noche un negocio de ropa, ubicado a pocos metros, fue perforado por proyectiles. Los vecinos denuncian inacción policial, ausencia de control municipal y caos nocturno que se extiende hasta la mañana.

A pocos metros de la seccional 17ª (ubicada en Donado al 900), los tiros invadieron la noche del oeste rosarino. Esta vez, un parroquiano del boliche que fuera clausurado en 2014, cuando se produjo un homicidio (ver recuadro) fue echado de la boite por su mala conducta.

Según las primeras versiones oficiales, alcoholizado regresó al lugar y juró venganza. En medio de la confusión y el desconcierto el sujeto a bordo de un auto comenzó con las detonaciones que provocaron zozobra entre los habitués.

La información policial habla de 13 vainas que se encontraron esparcidas en el piso, tanto en el frente de Jalizco como en la pinturería El Colibrí que se llevó la peor parte.

El irascible joven armado pisó el acelerador para escapar a toda velocidad, pero en su alocado escape embistió a un vehículo que estaba estacionado. Sin embargo, esta situación no impidió que el agresor pudiera bajar de su auto y darse a la fuga.

Ante La Capital, los comerciantes no ocultaron su temor ni su malestar por los efectos de las balaceras. El dueño de la pinturería llegó ayer por la mañana y pensó que le habían robado su negocio. La puerta de vidrio era un montón de piedritas en el piso y, al observar en detalle, descubrió un impacto en la vidriera que hizo estallar unos aerosoles. La trayectoria puede apreciarse en el cielo raso, que quedó como un "batik" . Un tercer impacto ingresó por encima de la puerta.

"Esto no es de ahora. Tuve problemas previamente. Me ponían la motos contra los vidrios. Eso me obligó a poner reja. Hace dos años me rompieron otro vidrio de un balazo. No se puede estar tranquilo", dijo el hombre quien, con cara de resignación, estimó que la reparación de las aberturas tendrá un costo cercano a los 50 mil pesos.

Yendo por Eva Perón al 7700, pero hacia la esquina de Donado, asoma un local de ropa informal. "Encontramos siempre un desastre, vasos, botellas, suciedad, la gente hace sus necesidades. El boliche trabaja jueves y domingos, y logramos hace poco que se hagan cargo de limpiar", dijo Agustina. Sin embargo, un carrito de hamburguesas sigue dejando sucio el frente del local.

Tras el fin de semana largo, las encargadas se encontraron otra ingrata sopresa. Al abrir el local encontraron vidrios en el piso. "Pensamos que era un piedrazo, pero al ver la reja nos dimos cuenta de que en realidad era un balazo", contó la joven al suponer que el ataque se habría producido el domingo a la noche.

Las empleadas mencionaron situaciones de violencia que se repiten. "La clausura duró poco. Hay denuncias de todo tipo, pero nadie hace nada. La gente que vive arriba (en relación a las viviendas en los pisos superiores del local) llaman a la comisaría y les dicen que no tienen móviles y que no pueden venir", describió Agustina.

Todos los fines de semana se repite la postal: autos, y motos sobre la vereda con música a todo volumen, aparte de gritos y grescas.

Las fotos del disparo quedaron en las imágenes de los celulares. El costo: 8 mil pesos.

En cuanto a la situación administrativa de Jalizco, voceros de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, a cargo de Gustavo Zignago, indicaron a este diario que el boliche se encuentra habilitado como bar con espectáculos públicos. A lo largo de 2017 recibió 48 inspecciones y sólo se detectaron faltas menores. La más reciente se produjo el lunes pasado. Según la misma fuente oficial, el domo (cámara de videovigilancia) ubicado en la intersección de Donado y Eva Perón está en funcionamiento.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron que tomó cartas en el asunto la Unidad de Flagrancia a cargo de Noelia Riccardi. Se dio intervencion a Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) para que realice medidas de levantamiento de rastros y toma de testimonios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario