La ciudad

Prisión preventiva por 90 días para el árbitro Martín Bustos por el delito de grooming

El juez Ismael Manfrín convalidó en la audiencia imputativa de hoy el pedido que hizo la fiscal Carla Cerliani y le aplicó al acusado prisión preventiva por el máximo de tiempo que prevé la ley en este etapa del proceso.

Sábado 08 de Junio de 2019

El arbitro Martín Bustos fue imputado formalmente por el delito de grooming durante la audiencia que se llevó a cabo esta mañana en el Centro de Justicia Penal (CJP), trámite en el cual también le impusieron prisión preventiva por 90 días.

El grooming consiste en contactar a un menor de edad por medios electrónicos con el propósito de atentar contra su integridad sexual del menor. Ese delito está tipificado en el artículo 131 del Código Penal, que establece una pena de seis meses a cuatro años de prisión.

Bustos llegó esta mañana, cerca de las 10, al CJP para asistir a la audiencia imputativa. Según fuentes del Ministerio Público de la Acusación, el juez que presidió el encuentro, Ismael Manfrín, aceptó la tipificación del delito que había solicitado la fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales Carla Cerliani y le dictó prisión preventiva por 90 días, que es el máximo de tiempo que prevé la ley en esta etapa del proceso.

"(Bustos) le insistió al menor para que mintiera en el club, diciendo que iba a un cumpleaños".

>> Leer más: El árbitro Martín Bustos será indagado hoy en la Justicia por el delito de grooming

La fiscal Cerliani le atribuyó a Bustos haber contactado por teléfono a un adolescente de 14 años, jugado de las divisiones inferiores de Newells, "sabiendo que era menor utilizando el servicio de WhatsApp".

Según los fundamentos de la acusación que expuso la fiscal, el árbitro "se presentó con nombre falso (Martín Lucero), aludiendo ser masajista deportivo y ofreciéndose realizar una sesión de masajes a cambio de 200 pesos".

Según fuentes del MPA, la fiscal agregó que Bustos le pidió a ese chico el número de contacto de otros compañeros del club y también le propuso encontrarse en un lugar, fuera de la pensión de Newell's donde el chico vive.

>> Leer más: Grooming, una técnica de captación con fines sexuales

En la acusación se mencionó hoy que el acusado "se encargaría de conseguir el lugar en Rosario para el encuentro y que le insistió al menor para que mintiera en el club, diciendo que iba a un cumpleaños".

Bustos fue detenido el jueves pasado, a las 6 de la tarde, en Santa Fe al 3200. Allí, ya con la Policía de Investigaciones y la Fiscalía en conocimiento del tema, se organizó un encuentro haciéndole creer al árbitro que irán los menores de edad. En ese procedimiento se le secuestraron celular y computadora que serán sometidos a pericias y se le incautaron elementos personales.

Tras la exposición de la fiscal, el Juez Manfrin aceptó la calificación legal presentada y dictó la prisión preventiva efectiva por el término de 90 días y la realización de un examen médico al imputado.

ustos, quien ya estuvo implicado en casos de abuso en las inferiores del club Independiente, fue detenido el jueves por la tarde en esta ciudad. La denuncia por grooming (engaño a través de internet) fue realizada por el club Newell’s Old Boys.

El hombre, de 36 años, había tomado contacto con al menos uno de los juveniles leprosos a través de una red social y se hacía pasar por masajista deportivo. Primero buscó ganarse la confianza del menor de edad con el propósito de pactar un encuentro con él. Así, la maniobra fue detectada por personal del club que tramó un operativo conjunto con la policía y la justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario