La ciudad

Padres y docentes de las escuelas 9 de Julio y Pestalozzi protestan por la falta de gas

Tanto en el establecimiento de Alberdi como en el de Echesortu están sin servicio desde hace años. El reclamo es para que los alumnos y maestros dejen de ir a clases "con el ropero encima"

Viernes 02 de Julio de 2021

Quienes conocen los clásicos edificios de las escuela Nº 109 "9 de Julio", en Alberdi y la 67 "Juan Enrique Pestalozzi", en barrio Echesortu, saben que unas pocas estufas de cuarzo no alcanzan para aclimatar fácilmente semejantes estructuras . Techos altos, aulas y aberturas inmensas albergan a cientos de alumnos y decenas de docentes que desde hace meses no tienen conexión de gas. Y encima, por respeto a los protocolos de la pandemia, se ventilan los ambientes en cada recreo.

¿Conclusión? Pibitos, pibitas y maestros van "con el ropero encima" y para combatir el frío ambas comunidades educativas protagonizan este viernes "bufandazos". El primero fue a las 11, en avenida Alberdi 942, donde harán punta escolares, padres y docentes de la 9 de Julio. Y a las 13, la estrategia se repite en la puerta de la escuela de Mendoza 3969, niños y adultos de la Pestalozzi.

Bufandazo en la escuela 9 de julio

"Hace 4 años que estamos sin gas", asegura la invitación de la escuela de zona norte, que alberga a 700 niños y niñas de entre 5 y 13 años, tristemente acostumbrados a emponcharse hasta los dientes juntos a los maestros para compartir clases.

escuela-sin-gas-04.jpg

La falta de gas está de cumple

En la Pestalozzi en cambio se cumple este mes un año que están sin gas.

"El año pasado en vacaciones de invierno unos chicos que dormían en la puerta hicieron un fueguito, no lo pudieron controlar, y los bomberos al acudir cortaron luz y gas. La luz se recuperó, el gas no. Desde la dirección ya hicimos todos los trámites: en Santa Fe nos dicen que ya está todo encaminado para la reconexión", le dijo a La Capital la vicedirectora del turno mañana, Susana Lomello.

image (89).jpg

Pero la comunidad educativa, integrada por 800 alumnos y 50 maestros y maestras, está tiritando. Dan clases con el "ropero encima", dice la directiva, y no pueden esperar mucho más. "Desde la dirección hicimos todo a nuestro alcance en materia de trámites, venimos todos abrigados, respetamos los protocolos: aireamos y desinfectamos, pero el frío ya no depende de nosotros. Los padres propusieron traer estufas, pero no alcanzan, entonces convocan por el bien de sus hijos y de de todos los docentes", dijo la maestra con 25 años de trabajo en el establecimiento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario