La Ciudad

Murió Gerónimo Bonavera, un referente de la conciencia vial

En 1995 perdió a un hijo en un accidente. Buscó y encontró al responsable, que fue condenado, y luego se abocó a difundir la educación vial

Lunes 16 de Agosto de 2021

Gerónimo Bonavera, el hombre que perdió a un hijo en un accidente de tránsito y luego se convirtió en un referente de la educación, la seguridad y la conciencia vial en Rosario y la provincia, murió este fin de semana. Era integrante de la ONG Conciencia Vial.

"Lamentamos el fallecimiento de Gerónimo Bonavera, fundador de Conciencia Vial y fuerte activista por la promoción de políticas públicas que permitan salvar vidas. Su trayectoria y aportes tienen un enorme valor para nuestra sociedad", publicó en su cuenta oficial de Twitter la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

Bonavera era contador público nacional, carrera de la que se había recibido en 1977 en la Universidad Nacional de Rosario. Aunque había nacido en Casilda, se instaló en la ciudad y la adoptó para siempre como su lugar de residencia y trabajo.

En mayo de 1996 vivió su experiencia más traumática: una noche, en la esquina de Mendoza y Rodríguez, un auto embistió a una moto y el conductor del segundo rodado murió. Era el hijo de Bonavera.

Embed

Desesperado por conseguir justicia por la muerte de su hijo, se instaló durante días en esa esquina, sentado en un banquito, para pedir que si alguien había visto el incidente se presentara a declarar y contara cómo fue el choque. El conductor del auto había huido y su obsesión era encontrarlo.

Después de una larga lucha, finalmente lo encontró. Quien había embestido a su hijo provocándole la muerte era oriundo de una ciudad cordobesa y ese día estaba de paso por Rosario. Con el tiempo fue identificado, juzgado y condenado. Bonavera había obtenido así lo que buscaba: que se hiciera justicia.

https://twitter.com/RedSegVial/status/1427324279335575553

Después de ese episodio crucial en su vida, recicló el dolor en acción, se zambulló de lleno en la temática de los accidentes viales y con el tiempo se convirtió en un verdadero referente entre las organizaciones que pugnan por una mejor educación vial. Pero lo hizo a su manera: estudió, se sumergió en el tema y hasta escribió un libro. No tocaba de oído, no solo porque fue una víctima de la falta de conciencia vial sino porque era su forma de hacer las cosas. A fondo.

En su perfil de Facebook escribió cuál era su lema: "Sin compromiso individual es inútil pensar en cambiar la realidad".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario