La Ciudad

La "Multi", una organización que en cinco meses sumó seguidores de todo el país

El colectivo que lucha por los humedales se gestó tras una marcha en el puente Rosario-Victoria y tuvo un fuerte activismo digital en pandemia

Domingo 20 de Diciembre de 2020

La cantidad de protestas que pidieron que terminen las quemas en las islas y se encuentren a los responsables, replicadas a lo largo de todo el 2020, hacen que todo parezca lejano en el tiempo; como la creación de la Multisectorial Humedales, que nació después de que un puñado de ambientalistas tuviera que correrse de la traza del puente Rosario-Victoria por un inconveniente con camioneros que no podían pasar, el 18 de julio. En plena época pandémica y en la antesala de la suba de casos, las manifestaciones tuvieron que desarrollarse, inicialmente, en el plano del activismo digital. Mal no les fue: tienen miles de seguidores de todo el país pidiendo políticas de fondo y una solución definitiva a uno de los desastres ambientales más grandes de la historia.

Las columnas de humo de los incendios en las islas se vieron bastantes semanas antes que el primer caso de coronavirus en la ciudad. Tanto Ivo Peruggino, quien trabaja desde hace varios años en el refugio Mundo Aparte y es integrante de la Multisectorial Humedales, como sus compañeros de la organización, se plantearon, cada uno desde su lugar, “si este es el mundo que queremos habitar, si es ético quedarnos en nuestras casas mientras, frente a nuestros ojos, se arrasa con uno de los ecosistemas más biodiversos que tiene el planeta. Y la pregunta más difícil: qué hacer”.

Las primeras movilizaciones, antes del nacimiento de la “Multi”, como la llama Peruggino, fueron en La Florida, un abrazo simbólico al río Paraná y un primer corte en el puente, el 18 de julio. Ese día, la organización nació: “Después de ese primer corte, bajamos por unos problemas que habíamos tenido con camioneros que habían quedado varados e hicimos una reunión en la rotonda que está abajo del puente. Ahí, nos dimos cuenta de que éramos muchas organizaciones y ciudadanos autoconvocados, que estábamos todos haciendo cosas distintas desde nuestros lugares, pero que era momento de unificar esa lucha, de organizarnos, entendiendo que la lucha es colectiva y que lo que nos está pasando, de alguna manera, irrumpió en nuestras vidas y en la de todos los rosarinos y habitantes que vivimos sobre el Delta del Paraná”.

Entre ese día y hoy, hubo un grupo de WhatsApp, reuniones virtuales y la creación interna de distintas comisiones. A partir de eso, surgieron las medidas que se tomaron hacia adelante. Peruggino remarca que la ONG es horizontal, no hay representantes, sino integrantes, y que todas las decisiones se toman en asambleas abiertas a toda la comunidad: “Las empezamos a hacer virtuales. Cuando bajaron un poco los casos, como ahora, las hacemos de manera híbrida entre presencial y virtual, con recaudos. Las hacemos en el parque y quienes pueden acercarse, lo hacen; quienes no pueden porque viven lejos o con personas en grupos de riesgo, lo siguen virtualmente”.

Activismo digital

En el contexto de pandemia y con la imposibilidad de hacer reuniones, las estrategias para amplificar la voz en defensa del humedal tuvieron que buscar otros caminos. En esta época de la historia, el activismo digital jugó un rol prioritario en los inicios de la Multisectorial Humedales, hace tan solo cinco meses. En ese lapso, sumaron más de 30 mil seguidores entre Instagram, Facebook y Twitter.

Al respecto, Peruggino explica: “Tenemos una comisión audiovisual y una de redes, que se encargaron de llevar esto adelante. Entendimos que hay mucha gente que tiene ganas de luchar por el bienestar de la tierra, en contra de las quemas y que no podía hacerlo por la pandemia. En ese sentido, las manifestaciones virtuales también fueron una manera muy efectiva de luchar. La comunidad rosarina respondió y tenemos seguidores de todo el país”.

Junto a las manifestaciones, la Multisectorial Humedales se sirvió de las redes para amplificar las actividades que desarrolló y sigue desarrollando, además de explicar “el trasfondo” de la situación: “Hay mucha gente que se queja del humo, pero que no sabe qué es lo que está pasando y por qué todo esto es mucho más grave que ese humo que estamos respirando”.

A las actividades virtuales, le suman “casi 20 cortes del puente Rosario-Victoria, una marcha histórica sin precedentes caminando sobre el puente hasta llegar a suelo entrerriano, corte del canal a lo ancho del río Paraná con 300 embarcaciones sin motor, movilizaciones en el centro e intervención del Monumento a la Bandera con una acción performática, además de reuniones con las autoridades para interpelarlas”.

Si bien la Multisectorial Humedales es reciente, Peruggino destaca la actividad de otras organizaciones “que vienen peleando por esto hace muchísimo tiempo, como El Paraná No Se Toca o el Taller Ecologista”.

Vimos cómo la comunidad se sumó a la causa. Nos llevó mucho tiempo, mucho trabajo pasar de ser unos pocos ambientalistas cortando el puente, a ser 5.000 personas en esa marcha que hicimos. Nos movimos para lograr que la gente sienta el reclamo como propio, entienda que está en juego la salud, no solo nuestra sino de las generaciones venideras”, finaliza.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario