La ciudad

La MicroFeria de Arte logró ventas por más de 500 mil pesos

Trece galerías expusieron en el CEC, en un espacio impulsado por Cultura municipal para incentivar la conformación de un mercado en la ciudad.

Sábado 21 de Abril de 2018

Cuidada, con espacios amplios para caminar con tranquilidad, un bar para seguir los diálogos, la segunda edición de MicroFeria de Arte no pasó desapercibida en la ciudad. Más de dos mil personas la visitaron durante los tres días que se realizó, entre el 5 y el 7 de este mes, y tuvieron la posibilidad de disfrutar de obras de artistas consagrados y emergentes. Durante la feria se recaudaron, según estimaron los organizadores, unos 500 mil pesos.

   Tras una convocatoria a nivel nacional, se seleccionaron trece galerías a las que se sumaron dos invitadas. Así tuvieron stand propio espacios de arte de Rosario, Buenos Aires, La Plata, Córdoba y Tucumán. Se vendieron obras de artistas de la ciudad y del país. Entre ellos Eduardo Serón, Mele Bruniard, Román Vitali, Daniel García, Pablo Guiot, Noelle Lieber, Mariana Bersten y Sandro Pereira. Las tres galerías que más vendieron fueron las locales Diego Obligado, estudioG y Subsuelo.

   Justamente, uno de los objetivos de la realización de la MicroFeria, organizada desde el área artística del Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC), es impulsar un mercado del arte en la ciudad, instancia aún incipiente.

   Roberto Echen, curador de la MicroFeria, explicó que "no fue sencillo instalar la necesidad de que el Estado se involucre en una feria" y recordó: "Nos llevó tiempo lograrlo. El cuestionamiento apuntaba a ¿cómo el Estado va a favorecer a las galerías? No, lo que estamos favoreciendo es la producción artística. Porque la producción artística tiene que venderse para que cumpla con su circuito, porque los artistas están produciendo y tienen que vender su producto".

   Esa instancia además facilita que los artistas se profesionalicen. "Y sobre todo en una feria que está muy cuidada, donde se prioriza que todos estén bien exhibidos, que los artistas estén contenidos por sus espacios. Ese siempre fue nuestro objetivo, defender la producción artística", argumentó Echen.

   La MicroFeria funcionó en uno de los denominados galpones del CEC, a la vera del río, y el montaje de los espacios expositivos logró una buena circulación y permitió a las galerías que puedan "cuidar" las obras de sus artistas.

   Junto a los espacios expositivos, actuaron Djs, se realizaron charlas, mesas de diálogo, microeventos performativos, se proyectaron filmes de Adrián Villar Rojas, se ofreció material editorial sobre arte y distintas galerías de la ciudad se sumaron desde sus locales con distintas propuestas.

   Así, la segunda edición de MicroFeria de Arte entusiasma a sus organizadores. La propuesta funcionó de llave para lo que será la I Quincena del Arte, que se desarrollará entre el 22 de octubre y el 3 de noviembre próximos.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario