La ciudad

La Cámara alta aprobó un pedido de deuda por 15 mil millones para salud

El Senado dio media sanción a un proyecto que permite al gobierno financiarse para enfrentar la pandemia. Insisten con la ley de necesidad pública.

Viernes 27 de Marzo de 2020

El Senado santafesino aprobó ayer por unanimidad un mensaje del Poder Ejecutivo para obtener financiamiento de hasta 15 mil millones de pesos para ser destinados a los gastos derivados de la pandemia de coronavirus en territorio provincial. El mensaje que recibió media sanción y fue girado a la Cámara de Diputados fue ingresado ayer mismo por la Casa Gris y originalmente contemplaba un monto de 10 mil millones. En acuerdo de todos los bloques, el monto se amplió hasta 15 mil millones de pesos, de los cuales 3 mil millones podrán ser direccionados a los municipios y comunas del interior, entre ellos a los efectores públicos de la ciudad de Rosario.

Además, el justicialismo insistió ayer en el Senado santafesino con el proyecto de ley de necesidad impulsado por la Casa Gris y devolvió la iniciativa en segunda revisión a la Cámara de Diputados. Tal como había sucedido semanas atrás, el peronismo impuso su mayoría en la Cámara que preside la vicegobernadora Alejandra Rodenas y volvió a aprobar el mensaje oficial que anteayer había sido modificado en la Cámara baja. Ese dictamen de mayoría impulsado por el Frente Progresista, desestimado ayer en el Senado, autorizaba un endeudamiento de hasta 37.300 millones de pesos, de los cuales 6 mil millones podrían destinarse a financiar los gastos que demanda la epidemia de Coronavirus en la bota.

En la votación del Senado, cuatro senadores radicales que responden al jefe del bloque, Felipe Michlig, facilitaron el quórum para que la Cámara pudiera sesionar, pero se abstuvieron a la hora de votar el proyecto impulsado por el Ejecutivo. Sin embargo, tampoco impulsaron el proyecto que habían votado sus pares de Diputados, un dato que no dejó pasar por alto el senador perottista por Castellanos Alcides Calvo, quien a modo de chicana "agradeció" la actitud de sus pares frentistas en el Senado. Incluso tres senadores de la UCR —Rasetto, Diana y Giacomino— acompañaron el dictamen del PJ.

El Senado pasó ayer a un cuarto intermedio barajando la posibilidad de que hoy sea convocada nuevamente la Cámara de Diputados para darle sanción definitiva al proyecto de endeudamiento y un cierre definitivo a la ley de necesidad pública. Sin embargo una calificada fuente de la Cámara joven deslizó a este diario que Diputados recién sería convocada a sesionar la semana próxima "una vez que los jefes de bloques hayan analizado los proyectos votados en el Senado".

En rigor, la puja que viene escenificándose hace meses en el Palacio Legislativo de la avenida General López, donde justicialistas y frenteprogresistas ostentan mayoría en Senadores y Diputados respectivamente, está focalizada en el otorgamiento o no de los denominados "superpoderes". Es decir, las facultades especiales o extraordinarias con las que el Ejecutivo pretende contar para dinamizar y direccionar los gastos autorizados por el Legislativo, y que los parlamentarios opositores se resisten a otorgar alegando que ello atenta contra los equilibrios institucionales. También la discusión se centra en la distribución de fondos a los grandes municipios como Rosario y Santa Fe, cuyos intendentes no se han mantenido al margen de la pulseada, y de las restantes intendencias y comunas de la provincia.

Interrogantes sobre el proyecto

Mientras tanto, sigue siendo incierta la suerte del proyecto que originalmente el gobernador Omar Perotti había enviado a la Legislatura bajo la figura de emergencias económica, social y en seguridad y que luego mutó en proyecto de necesidad pública.

Anoche la iniciativa fue girada en segunda revisión a Diputados, y a partir de esta instancia empiezan a jugar mayorías especiales (dos tercios) para que cada fuerza política una Cámara u otra imponga su criterio. Aunque el justicialismo cuenta con la ventaja adicional de que el Senado haya sido Cámara de origen a la cual los mecanismos constitucionales conceden la última decisión.

"No es casual que en este Senado votemos una ley por unanimidad, porque así como los que hasta el 10 de diciembre demostramos ser una oposición responsable, ahora está demostrando esa misma responsabilidad la bancada que ahora es oposición", sostuvo el senador peronista y jefe del bloque oficialista, Armando Traferri. Así, el sanlorencino ponderó la posición de la bancada del Frente Progresista y marcó diferencias con lo sucedido 24 horas antes en la Cámara de Diputados.

A modo de factura a la oposición frentista el líder del peronismo en el Senado recordó ayer en el recinto de sesiones que cuando al justicialismo le tocó ser oposición a los gobiernos del Frente Progresista "les votamos todos los presupuestos y acompañamos esas gestiones, y eso nos valió críticas hasta dentro de nuestro propio partido porque para pensar mal no hace falta demasiado y además no es fácil ser una oposición constructiva".

"Jamás pusimos un palo en la rueda, y sinceramente esperaba que Miguel Lifschitz estuviera a la altura de las circunstancias en esta emergencia porque un dirigente responsable de ninguna manera puede negar lo que el gobernador está pidiendo para hacer frente a una pandemia", disparó Traferri.

Sesiones por teleconferencia

Como derivación de la pandemia, la Cámara alta votó ayer una modificación de su reglamento de funcionamiento para permitir que las sesiones puedan desarrollarse fuera del recinto mediante un sistema de teleconferencia mientras dure la emergencia sanitaria. La enmienda aprobada por los senadores también permitiría a futuro que las sesiones puedan desarrollarse en Rosario y los distintos departamentos de la provincia, lo que constituiría un hecho inédito en la historia parlamentaria santafesina. La iniciativa había sido adelantada el senador Rubén Pirola (PJ) y ayer recibió el aval de sus pares en el Senado santafesino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario