La ciudad

La alegría de llegar a la casa propia a pesar de la discapacidad

Mi tierra mi casa. La historia de Alicia Rosa, de 65 años, resume las mil experiencias similares que lograron acceder a una vivienda de la mano del Estado provincial.

Martes 17 de Noviembre de 2015

"¿Cómo puedo agradecer a la vida?", se pregunta Alicia Rosa Pogonza, de 65 años. Ella, que tiene a cargo a su hija, su yerno y tres nietos discapacitados, desborda de felicidad. Hace unos pocos días, su hija Ester recibió de manos del gobernador Antonio Bonfatti las llaves de su vivienda en un flamante barrio de la zona norte de Rosario. "Yo soy la única que quedo, entonces algún día me puedo ir tranquila porque tienen su casa propia", dijo.

Todo comenzó en 2013, cuando Ester Ramírez —hija de Alicia— y su marido Miguel Varas salieron sorteados por la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo para recibir una vivienda. Tanto el matrimonio como sus tres hijos, los mellizos Nazareno Nicolás y Jesús (18) y el menor Julio (16), poseen una discapacidad. "No tengo palabras para agradecer al gobernador la casa que le dieron a mi hija. Tengo 65 años, y nunca pude llegar. Tengo mi hija discapacitada, mis nietos discapacitados, mi yerno discapacitado, ¿cuándo iba a tener esta suerte?", dijo emocionada.

Como parte de las políticas de inclusión que desarrolla el gobierno de Santa Fe, en las flamantes viviendas construidas en el Parque Habitacional Ibarlucea —un predio ubicado en la zona norte de Rosario—, se reservó un grupo de unidades para familias con discapacidad. Así fue como los Pogonza lograron el acceso al techo propio.

Trabajadora. Ester dedica su vida a cuidar gente y trabaja en un geriátrico, siendo la única de la familia que aporta un ingreso, más allá de la pensión por discapacidad que reciben su hija y yerno. Las posibilidades de acceder a un techo propio, sin una ayuda del Estado, hubieran sido nulas. "Hoy me pude hacer una casita chiquita al fondo para este chiquito -señala a su nieto Nazareno-, que no se despega de mí", continuó.

Hace unos pocos días, la familia abrió por primera vez la puerta de su nuevo hogar. "Llegamos y Nico (Nazareno) me dice «abuela, ¿estoy soñando o es cierto?»", y el hermano me dice: «No, es que estamos bien, estamos vivos». Miraban, me abrazaron y lloramos todos ¡Qué hermoso momento!", narró Alicia. Desde ese entonces, la vida para ellos cambió sustancialmente.

Alicia y su familia residían en barrio República de La Sexta, en las cercanías de la ciudad universitaria. "Vivíamos en un pasillo, muy al fondo. No conocíamos el estar sentados en la vereda", dijo. Ahora, en cambio, ella y sus nietos pueden disfrutar de unos mates en la calle. "Mi nieto me dice sorprendido: "Abuela, estamos en la vereda", agregó.

La familia se anotó en el registro de la Dirección de Vivienda hace 17 años, sin tener fortuna a la hora de los sorteos. Alicia contó que su hija, la titular de la casa, había casi perdido la esperanza. "Le dije que el que persevera, triunfa, y que si le dan la casa, llueva, no llueva, o yo no estoy; no importa, que agradezca. Despacito se hacen las cosas", expresó.

Alicia se siente desbordada por la emoción. Son momentos en que las palabras son exiguas para describir lo que se vive. Sus nietos tienen ahora un lugar para jugar y crecer. Los chicos le preguntan si verdaderamente la casa es propia y hasta cuándo van a vivir allí y ella, emocionada, les responde: "Yo no sé, pero ustedes van a vivir toda una vida acá". Ahora sólo resta ponerle a la vivienda su impronta personal. "Yo sé que no tiene precio lo que vale un terreno, una casa. ¿Saben lo que es una casa para los discapacitados, para los chiquitos, para que corran, jueguen en el patio?", concluyó.

 

2.000 viviendas. El secretario de Estado del Hábitat, Gustavo Leone, precisó que para fines de este año, el gobierno santafesino tendrá 2.000 viviendas en ejecución en distintos sectores de Rosario.

Hace unas pocas semanas se abrieron los sobres para comenzar 5 nuevas obras que totalizan una inversión de 400 millones de pesos. "Hoy tenemos 1.400 viviendas en ejecución en distintas zonas de la ciudad. Con estas 630 que empezarán en estas semanas, vamos a finalizar el año con 2.000 unidades en ejecución, lo que representa un volumen muy interesante de cara al 2016", explicó el funcionario.

Respecto a la adjudicación de las viviendas, el funcionario remarcó que "seguramente el futuro equipo de la Secretaría de Estado del Hábitat, en coordinación con el gobernador electo Miguel Lifschitz, anunciarán oportunamente los operativos de inscripción para las familias interesadas".

"Es probable que durante el primer semestre del año próximo se realice un proceso donde los grupos que deseen participar en los sorteos puedan inscribirse o actualizar sus datos, según corresponda", amplió.

En última instancia, Leone recordó que todos los planes habitacionales que ejecuta el gobierno de Santa Fe se realizan con fondos propios, debido a que los recursos nacionales en esta materia han menguado considerablemente en los últimos años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS