La ciudad

Imágenes que construyen

Sábado 01 de Septiembre de 2018

El Festival de Cine Latinoamericano de Rosario es un proyecto que se gestó hace 25 años, cuando en esta región del continente empezaban a producirse algunos festivales de video y de cine por fuera de los clásicos. Rosario irrumpió con un festival que les daba la bienvenida a producciones de sesgo independiente, a colectivos de productores, directores y estudiantes de cine en un contexto donde la producción audiovisual empezaba a desarrollarse.

   Era muy costoso acceder a equipamientos y tecnología y había escaso acompañamiento y financiamiento estatal o privado para encarar producciones audiovisuales que se hacían con muchísimo esfuerzo.

   En el transcurrir de este cuarto de siglo fuimos protagonistas de cambios importantes en el escenario de la industria cinematográfica. La revolución tecnológica en el campo de las imágenes tuvo un impacto que no podíamos dimensionar en aquellos tiempos como seguramente seguirá sorprendiéndonos en los próximos años.

   El Festival se ha hecho eco de estos nuevos modos, pero siempre privilegiamos el espacio de encuentro del público con las películas en la sala de cine. Es en ese espacio, con esa magia particular, donde le dimos lugar a largometrajes y cortometrajes, a directores consagrados o no, a estudiantes que daban sus primeros pasos. Apostamos a generar espacios de encuentro e intercambio de experiencias.

   Desde el Estado local se le ha dado impulso a este proyecto durante más de dos décadas, el primer impulso hacia lo audiovisual fue en 1993 y se ha mantenido en estos 25 años como parte de la política pública de la ciudad. Con el festival como referente, surgió la primera videoteca pública que tuvo Rosario, un espacio para la custodia y la preservación de las producciones que participaban del festival, un espacio con un archivo audiovisual que tiene más de 8 mil títulos, documentos únicos que son testimonio de una memoria audiovisual colectiva, de una identidad colectiva de Rosario, Argentina y Latinoamérica.

   El Festival de Cine Latinoamericano de Rosario cumple 25 años. Seguimos creyendo y apostando por este espacio de encuentro y celebración en una coyuntura que es compleja y presenta dificultades. Cuidar y proteger estos espacios es importante y vital para el desarrollo cultural de las sociedades. Los festivales son pantallas indispensables para ver otro tipo de cine que el que propone la gran industria, para posibilitar el encuentro, el intercambio y el aprendizaje, como lugares de participación ciudadana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario