La ciudad

En diez días comenzarán a hacer controles de alcoholemia en las rutas

Se anunció ayer tras conocerse que el chofer del micro que volcó el lunes había tomado alcohol. La idea es implementarlos de forma sistemática con inspectores, policías y gendarmes.

Jueves 31 de Enero de 2008

Horas después de que se conociera que el chofer del micro que chocó el lunes en el ingreso a Rosario por la ruta 34 y mató a cuatro personas tenía niveles no permitidos de alcohol en sangre, la provincia anunció ayer que en diez días se comenzarán a realizar controles sistemáticos de alcoholemia en todas las rutas que atraviesan suelo santafesino.

  Según detalló la secretaria de Transporte de la provincia, Hebe Marcogliese, los controles se harán en "forma sistematizada y con el apoyo de inspectores municipales y comunales".

  Ayer fue una jornada de novedades judiciales en torno al trágico accidente desatado el lunes en la zona de Granel y Grandoli. Las pruebas a las que fue sometido el conductor lo comprometen seriamente. Un rato antes de conocerse el test de alcoholemia, el chofer había declarado ante el juez que investiga su supuesta responsabilidad penal, que debió realizar la maniobra porque lo "encandiló otro vehículo que venía de frente". Y si bien la defensa solicitó la excarcelación, el hombre de 35 años sigue detenido. El test de alcoholemia que se le practicó detectó 0,45 gramo por litro de alcohol en la sangre, lo que equivale a haber tomado unos dos vasos de whisky.

Intensificando. Horas más tarde, el gobierno provincial anunció que intensificará los controles de alcoholemia que viene realizando en las rutas y que hasta el momento habían tenido como escenario algunos tramos de la ruta 9.

  "En diez días más se trabajará sistemáticamente en rutas provinciales y nacionales en conjunto con las fuerzas de seguridad y agentes de comunas y ciudades", señaló Marcogliese. Para ello, la semana entrante se terminará de definir aspectos puntuales.

  Se utilizarán alcohotest de los municipios y de la Secre taría de Transporte.

  Las estadísticas provinciales revelan que el 68 por ciento de los accidentes se producen en rutas nacionales que pasan por Santa Fe. A nivel nacional, las colisiones son la tercera causa de muerte y la primera en el país en la franja etárea que va entre los 15 y 35 años.

  El gobierno provincial viene realizando operativos en tramos de la ruta 9, y la semana que viene comenzarán en la ruta 11 con el apoyo de Gendarmería Nacional. "La idea es ir relevando el estado de situación de los corredores viales, detectar puntos críticos y causas recurrentes", ahondó la funcionaria.

Cuándo y dónde bebió. En cuanto al accidente de lunes, la Justicia deberá ordenar medidas para confirmar cuánto tiempo antes, dónde y bajo qué circunstancias el conductor del micro CG Bus, Isidro López tomó alcohol. Pero ya conocidos los resultados se fortalece la versión que había circulado entre los pasajeros heridos, y que indicaba que habían visto al conductor "tomar ginebra" antes de desatar el accidente.

  La unidad de larga distancia viajaba desde Salta con destino final a Buenos Aires. En su ingreso a Rosario por la ruta nacional 34, y luego de una mala maniobra, terminó su marcha volcado sobre la vereda de avenida J. Granel al 2900. El resultado del accidente fueron cuatro personas muertas y más de 40 heridos.

  El juez Correccional Nº8, Edgardo Bistoletti, ordenó la detención de López, que quedó acusado de "cuádruple homicidio culposo".

"Encandilado". El chofer del prestó declaración indagatoria ayer por la mañana ante el juez , y argumentó que fue encandilado por una pick up que se supone circulaba en sentido contrario. Agregó que por esta razón perdió el control del colectivo, mordió la banquina y volcó.

  Más tarde se conocerían los resultados de la alcoholemia que complicarían su situación procesal. "Se detectaron 0,45 gramos por litro de alcohol en sangre", confirmó a este diario una fuente cercana a la causa. Para los conductores particulares se tolera un máximo de 0,50 gramo de alcohol, pero para el transporte público está prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas.

Recorrido hacia atrás. Bistoletti profundizaría los estudios clínicos del imputado, ya que al momento del test, el índice de alcoholemia habría sido menor del ingerido por López.

  Tampoco se descarta hacer un seguimiento hacia atrás del recorrido del micro, para establecer con certeza dónde y cuándo el chofer se habría bajado a beber.

  El juez también girará exhortos a la provincia de Buenos Aires para establecer si el conductor tiene antecedentes penales. l

No excarcelable

"La conducción con niveles prohibidos de alcohol es hoy una contravención, pero se debería modificar el Código de Faltas para que se tipifique como un delito no excarcelable, como ocurre en España. Son necesarias sanciones más severas", apuntó la secretaria de Transporte santafesina, Hebe Marcogliese.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario