La ciudad

El paro de trabajadores municipales convirtió al centro rosarino en un caos

Las peatonales están invadidas por vendedores ambulantes, el tránsito está desbordado sin la organización de los inspectores y las obras en construcción tienen más camiones de lo habitual que obstaculizan las calles debido al paro que los municipales iniciaron hoy.

Miércoles 19 de Diciembre de 2007

Peatonales invadidas por vendedores ambulantes, tránsito completamente desbordado y obras en construcción que agrupan más camiones de lo habitual en plena calle. Algunas de las postales que se hacen frecuentes en el centro rosarino ante la falta de inspectores municipales que junto al resto de los empleados que agrupa la repartición pública, cumplen hoy su primer día de paro.

Todo seguirá así hasta el jueves a la noche cuando finalice la medida de fuerza. Los vendedores que usualmente se ubican en la calle San Luis o en la calle Córdoba después de Paraguay, desde temprano desplegaron las lonas y los stands con los más variados productos: artesanías, muñecas, manteles, fundas de celulares, flores, peluches, anteojos de sol y los infalatables Pa pá Noel que funcionan a pilas. 

"Por acá pasa mucha gente, ojalá pueda vender algo", dijo esperanzado Javier, de 45 años, que desde las 8 está apostado en Córdoba y Mitre. "Es sólo por hoy y mañana, después vuelvo a la calle San Luis pero allá se vende menos", agregó.

Adrián, de 34 años, es artesano y se diferencia de los que revenden productos que "sí pueden perjudicar a los comerciantes". "Vine temprano para buscar un lugar, hoy por suerte no renegamos con la GUM que todos los días nos está corriendo", le dijo a La Capital on line al tiempo que reclamó un espacio y permisos para los artesanos de la ciudad.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario