La ciudad

El municipio analiza reducir los gravámenes que cobra en las facturas del gas

La medida llega tras distintos pedidos de la oposición e implicaría una rebaja en las tarifas, pero recién entraría en vigencia en 2019

Sábado 16 de Junio de 2018

El socialismo local analiza un esquema de quita de alguna de las tasas que componen las boletas de gas, al tiempo que pierde algo de fuerza la idea de podar gravámenes locales que se cobran junto a las facturas de la energía eléctrica. De ese modo, al menos en las boletas de Litoral Gas, los rosarinos podrían tener algunos descuentos.

   El plan que por estas horas analizan los cuadros económicos de la administración Fein fue admitido por la concejala oficialista Verónica Irizar, quien condujo la Secretaría de Hacienda en la gestión anterior de la intendenta y hoy es una de sus principales espadas políticas del socialismo en el Concejo. El objetivo, dijo, es "reducir la carga fiscal en los bolsillos de los usuarios de estos servicios".

   De todos modos, la concejala reconoció que cualquier escenario de rebaja de tasa recién podría entrar a operar de forma efectiva sobre la boleta a partir de 2019, y bajo un esquema que sería de reducciones graduales.

La legisladora reconoció que desde amplios sectores de la sociedad y de diversos sectores empresarios reclaman una revisión del peso de los tributos en los servicios, fundamentalmente de luz y gas.

   Los incrementos de las tarifas dispararon el debate en torno al peso que tiene la carga impositiva, fundamentalmente en las facturas de energía.

En el Concejo aparecieron proyectos impulsados por el peronismo y Cambiemos que piden su eliminación total o parcial. Pero una quita total de estas tasas representará este año aproximadamente unos 700 millones de pesos, ya que de prosperar esos planteos se eliminaría la alícuota de alumbrado público —que cobra la EPE— y será el Estado municipal quien debería absorber esa cuenta.

   Las proyecciones para el próximo año señalan que podrían llegar a los mil millones si continúan las subas de los costos de la energía debido a la reducción de subsidios y a la devaluación del peso con respecto al dólar, que ayer marcó un nuevo récord de 28,44 pesos (6,4% en un día).

   "El tema de una rebaja o quita de las tasas en las facturas de luz y gas amerita una discusión seria, ya que son valores muy significativos", señaló Irizar, quien ejemplificó que "los recursos previstos para este año son similares a la inversión anual que debe hacerse para que funcione el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca)".

Impacto

Para los usuarios, el impacto de las tasas municipales ronda el 9 por ciento del valor total de la boleta. Otro 21 por ciento de la carga fiscal corresponde al impuesto al valor agregado (IVA), que cobra la Nación. Pero de los diferentes gravámenes que están siendo puestos bajo la lupa, la tasa de contraste del gas es la que más chances tiene de ser retocada.

   El valor establecido por la ordenanza impositiva en vigencia para esa tasa es del 0,60% y representará este año unos 85 millones de pesos, según el presupuesto. Pero probablemente sea más porque no incluye el 40% promedio de aumento del costo del servicio.

   Podría haber otras señales para sectores como el gastronómico —que semanas atrás realizó un velazo como propuesta por el costo del servicio de luz—, hoteleros y comerciantes que están siendo golpeados por el parate de la actividad económica en un contexto inflacionario.

   "Estamos analizando junto con el Ejecutivo alguna alternativa que no sea eliminar todo lo que se percibe por esas tasas, todavía no lo cerramos, se están planteando algunas cuestiones de aplicación gradual", adelantó Irizar.

   El impacto de las tasas e impuestos comenzó a cobrar relevancia para las arcas públicas y en el bolsillo de los usuarios a medida de que se sucedieron los fuertes aumentos tarifarios de los últimos meses.

Es más, no fueron pocas las asociaciones de defensa de los derechos de usuarios y consumidores que alzaron sus voces para criticar abiertamente el impacto de las subas de tarifas en los bolsillos de los rosarinos.

Hasta quienes organizan movidas solidarias se vieron afectados: las panaderías ya no les donan pan porque hacen lo justo para evitar tener que pagar altas tarifas de gas.

El peso de los impuestos

En la factura de la EPE, el peso de los impuestos nacionales, provinciales y municipales ronda el 30% del total. La composición impositiva de lo que se paga en la boleta tiene como principal componente al IVA (21 %). Después le sigue la ley Nº 7.797, que establece un 6 % del básico que se destina a los municipios y comunas y es un ingreso con el que cuentan los estados locales de libre disponibilidad; la ley 6.604, que es el 1,5% del básico para el Fondo de Electrificación Rural y la cuota de alumbrado público, donde la EPE es agente de retención. También está ley Nº 12.692, que establece un monto fijo muy bajo para la promoción de las energías renovables. Esos componentes impositivos se llevan el 29,4% de la factura de los santafesinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});