La ciudad

Cómo hacer memoria sin la marcha tradicional como escenario

Cuatro militantes de Hijos Rosario reflexionan acerca de un 24 de marzo marcado por el aislamiento.

Martes 24 de Marzo de 2020

La pandemia del coronavirus obligó a la postergación de la marcha en el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, pero no podrá contra la memoria colectiva y las ideas de un amplio sector de la sociedad que, a falta de un escenario tan simbólico como la calle, promete estar presente en ventanas, balcones y en las redes sociales para canalizar y reivindicar el pedido de justicia por los 30 mil desaparecidos en la última dictadura cívico militar. “La organización y la solidaridad es lo que siempre pregonaron las y los desaparecidos y es lo que nos va a salvar en este contexto”, destacaron desde Hijos Rosario y avisaron que la marcha “no se suspende, sólo se posterga para más adelante”.

Cuatro integrantes de la agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio de Rosario (Hijos) dialogaron con La Capital para reflexionar acerca de un aniversario que no tendrá el calor y el afecto de la gente en las calles como suele ocurrir en cada 24 de marzo en la ciudad y en el país, a raíz del aislamiento social y preventivo dispuesto por el gobierno nacional para mitigar la propagación del virus Covid-19.

“Este 24 de marzo que no podremos marchar debe transformarse en ese puente que nos plantean las Madres y las Abuelas para construir lazos que nos acerquen a los sueños de los 30 mil desaparecidos y desaparecidas. Entender los sueños es tener el compromiso con el otro y la solidaridad, que tiene que ser el principal lazo que una a nuestra sociedad”, expresó Juane Basso, miembro histórico de la agrupación Hijos y del Espacio Juicio y Castigo, donde confluyen todos los organismos de derechos humanos de la ciudad y región.

En ese sentido, fue partidario de la idea de que “los desaparecidos y desaparecidas soñaban con una sociedad solidaria, la sensibilidad con los sectores más postergados y con un país de oportunidades para todos y todas, y con Justicia social, contrariamente al individualismo egoísta que promueve el neoliberalismo”.

Aniversario 24 de Marzo

“Me parece que en este contexto, la solidaridad y la organización son el mejor homenaje que le podemos dar a los desaparecidos para reivindicar esa actitud que tuvieron hacia la vida”, subrayó Juane.

Por su parte, María Eugenia Di Patto, también integrante de ambos espacios locales e hija de “una sobreviviente” -como a ella le gusta llamar- de lo que fue el centro de detención clandestino de la vieja Fábrica de Armas, señaló: “Imaginar una jornada sin marcha fue difícil porque la movilización en Rosario tiene la característica de ser única, es por eso que no nos olvidamos y apelaremos a otros mecanismos como las redes para que la memoria no pase desapercibida y esté presente en cada ámbito en el que podamos estar”.

“Para los abrazos y encuentros ya va a haber tiempo, por eso es que definimos no decir la palabra suspensión sino postergación hasta que se den las condiciones para que podamos encontrarnos todos juntos”, agregó.

Embed

La Calamita, centro de detención clandestino durante la dictadura militar.

A su turno, Santiago Garat, otro de miembros de larga trayectoria en Hijos Rosario y compañero de Juane en la Cooperativa La Masa y el semanario El Eslabón, señaló: “Son tiempos de quedarse en casa, para cuidarnos y cuidar a los otros, y ese será el ámbito para hacer memoria”.

Recordó que “tal como sugirieron las Madres y las Abuelas, ejemplo universal de lucha y quienes nos marcaron el camino durante todos estos años, la cosa pasará por las redes sociales -compartiendo fotos, textos, canciones alusivas- y por los frentes de los hogares, balcones, ventanas, puertas, que lucirán el pañuelo blanco y banderas de Memoria, Verdad y Justicia”.

“Este 24 de marzo los únicos que no tienen que estar en sus casas son los genocidas que fueron juzgados y encontrados responsables de crímenes de lesa humanidad. Este 24 hacé memoria desde tu casa”, enfatizó.

Documento 24 de Marzo 2020.

Paloma Ruiz, quien comenzó a militar en Hijos Rosario a partir de un seminario que se dicta en las cuatro carreras de la facultad de Ciencia Política de la UNR, reflexiona acerca de lo que significa para la ciudad la tradicional fecha. “El 24 de marzo está instalado en la memoria colectiva y es una fecha donde nos movilizamos miles y miles, en la Rosario, a diferencia de otras ciudades, logramos cierto consenso y unidad y hacemos una sola marcha, eso también es muy representativo de lo que significa la fecha”, señaló.

En ese sentido, comentó que “la situación del coronavirus nos demandó no sólo una respuesta urgente sobre qué hacer con la movilización, sino también nos planteó el desafío de poner a jugar la creatividad a la hora de ver como hacer memoria estando aislados, sin poder salir a la calle ni al encuentro con el otro. Es importante cuidarnos entre todos y todas, ser responsables y, en este marco mantener viva la memoria”.

Actividades para mantener la memoria presente y activa

El arquero rosarino Nahuel Guzmán y el guitarrista de Divididos, Ricardo Mollo, para mencionar algunos de los que participan, se sumaron a la movida para intervenir balcones, puertas, ascensores, calles y casas con pañuelos blancos, imágenes, siluetas, bicicletas, mensajes, recuerdos y todo lo que sea alusivo al 24 de marzo para subirlo a las redes con los hashtags #YoMeQuedoEnMiCasa y sumando las consignas: #NuncaMás #Son30mil #EsGenocidio #JuicioYCastigo #NecesitoVerteHoy #NoOlvidamosNoPerdonamos”.

Además, desde Hijos invitaron a subir también a redes sociales imágenes con las miles de remeras de las que habitualmente distribuyen en las manifestaciones, referidas a los procesos legales contra criminales de lesa humanidad, cuyo eslogan es “Yo me pongo la camiseta del Juicio y Castigo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario