La ciudad

Cientos de relatos con denuncias similares

Viernes 18 de Agosto de 2017

Ana es docente, su primera hija nació prematura y corría peligro su vista. Tenían que hacerle un tratamiento (fotocoagulación) que realizan pocos profesionales en la ciudad. "Nos pidieron un montón de dinero para hacerlo. Y la única opción que teníamos, si no podíamos juntar el dinero, era trasladarla a un hospital de Buenos Aires. Por suerte no fue necesario, pero muchos niños de neo lo necesitan y si no pueden pagar, no acceden a esos cuidados", reflexiona.

Después de que La Capital publicara la iniciativa de siete obras sociales para luchar contra los adicionales médicos, a la redacción del diario llegaron cientos de relatos similares al de Ana.

Daniel es empleado municipal, en mayo pasado a su hijo de siete años le recomendaron que se opere de las amígdalas. El cirujano que lo atendió le exigió el pago de 3 mil pesos de honorarios. "Cuando le pedimos una factura, la secretaria nos dijo que si queríamos el comprobante teníamos que pagar un 27 por ciento más, en concepto de IVA y otros impuestos", recordó.

Jorge es el hijo de un profesor jubilado que tuvo que someterse a un triple by pass. El Iapos le cubrió la operación y la internación, pero el médico que lo operó le reclamó un plus de 40 mil pesos. "Por supuesto, con mi papá al borde de la vida o la muerte la plata apareció. Los honorarios se los pagamos a la secretaria, en una sala, mis hermanos y yo y, obvio, no nos dio ningún comprobante", subrayó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario