La ciudad

Avril la nena rosarina que tiene 7 años, no puede hablar ni caminar y necesita ayuda

Avril debe viajar a China, único país donde pueden tratar la microcefalia que padece. Los políticos no contestaron y sus padres abrieron una cuenta.

Miércoles 07 de Octubre de 2015

Una chiquita rosarina de sólo siete años necesita viajar a China y su familia no para de batallar para lograrlo. Avril Buson padece microcefalia, un trastorno neurológico que genera que la circunferencia de la cabeza sea más pequeña que el promedio para su edad y sexo, por lo que no camina ni habla. Sus padres hicieron todo lo posible hasta lograr la atención médica necesaria en un hospital de ese país, el único donde pueden tratarla. Ya tienen el turno, pero todavía no cuentan con los 50 mil dólares fundamentales para trasladarse, internarla y permanecer tres semanas en el este de Asia, una vez que le apliquen células madre, entre otras cuestiones.
     Lanzaron todo tipo de colectas y sorteos y se comunicaron con cuanto político pudieron, pero todavía no tuvieron respuestas satisfactorias de los candidatos a presidente y las autoridades municipales y provinciales. Hoy piden la ayuda de la población y abrieron una cuenta especial (ver aparte).
  Según informaron desde China, tanto Avril como su papá y su mamá deberán estar allí el próximo 29 de febrero, aunque ya en enero necesitan enviar el dinero. “Estamos haciendo todo, tocando todas las puertas. Comenzamos hace un mes con la campaña, es decir cuando tuvimos la confirmación desde el hospital, y hasta ahora sumamos 60 mil pesos”, dijo Mariana, la madre a La Capital.
  Una vez logrado el contacto con China, gracias a su conexión con un grupo argentino conformado por parientes de niños con enfermedades especiales, lo primero que hizo la familia de Avril fue enviar los estudios de la niña a China, donde finalmente la “aceptaron”, tal como dice el perfil de Facebook abierto con el nombre “juntosxavril”.
  Allí mismo se indica también que la pequeña nació con “microcefalia congénita y agenesia del cuerpo calloso en forma total”. En el texto que Mariana redactó en primera persona, se agrega: “Por mi patología tengo convulsiones, ausencias y descargas en mi cuerpito... Estoy medicada con anticonvulsivos que me controlan parcialmente, pero no se me van... Hoy espero un milagro de la vida y que me den la oportunidad de poder viajar a China para hacerme el tratamiento de células madre... Este tratamiento no me va a curar, pero sí me va a ayudar a tener una mejor calidad de vida”.
  
Ayuda. Increíblemente, el único apoyo oficial concreto alcanzado hasta ahora provino de Ramallo (provincia de Buenos Aires), de donde es oriundo Leandro, el papá de Avril. “Hicieron una movida impresionante y la semana pasada sumaron un sorteo. Pero sobre todo nos otorgaron un subsidio”, detalló Mariana. No obstante, y a pesar de haber llegado hasta los candidatos a presidente, además de funcionarios de Rosario y la provincia, no consiguieron más ayuda del Estado. La madre de la niña dijo que “un concejal” podía conseguirle “el anfiteatro (Humberto de Nito, avenida Belgrano 100 bis), para hacer un festival, pero no las bandas musicales”.  “Cómo hacemos nosotros para convencerlas?”, se preguntó de inmediato. Mientras tanto, la familia espera anunciar estos días un almuerzo o cena solidarios en el centro cultural La Toma (Tucumán al 1300).
  Una luz apareció en la familia Buson a partir de haber descubierto  que en el Beijing Shizhentang Hospital se realizan prácticas que ayudan en cuadros como el de Avril. El tratamiento es complejo y contempla la implantación de  células madre neurales por la vía lumbar en el fluido espinal cerebral a través de cuatro inyecciones separadas. También se implantarán células madre mesenquimatosas. Mientras pasan los días, aumenta la esperanza de que la chiquita, que padece convulsiones, pueda lograr sentarse, caminar y hablar.

Cómo y dónde colaborar. Reunir una cantidad cercana a los 500 mil pesos no es tarea fácil, pero los padres de Avril confían en que podrán hacerlo. Iniciaron una campaña solidaria a través de la que solicitan aportes a una cuenta abierta en el Banco Macro a nombre de Leandro Buson con los siguientes datos:
CUIL 20-23964179-3, caja de ahorro 4-672-0948376248-9,
CBU 2850672840094837624898.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS