La ciudad

Alarma por la ola de robos de autos con inhibidores de señal en el centro de la ciudad

La denuncia presentada en Fiscalía por una joven que dejó estacionado su auto en la zona de Sarmiento y Mendoza reveló que una nueva metodología del delito llego a la ciudad para quedarse.

Viernes 22 de Junio de 2018

Una modalidad que en el año 2015 estuvo en auge parece haber llegado a Rosario para instalarse: el robo de automóviles mediante el uso de inhibidores de señales.
Hace unas horas, una joven denunció en Fiscalía que luego de dejar su auto estacionado en la zona de Mendoza y Sarmiento, ingresó apenas unos minutos en el local del instituto superior provincial de danzas y al regresar en menos de cinco minutos notó que del interior del vehículo le faltaban una mochila que contenía una computadora, un equipo de música, dinero en efectivo y cheques.
En declaraciones a La Capital, la joven -quien pidió reservar su identidad-, comentó que "doblé de San Luis a Sarmiento y estacioné frente al profesorado. Coloqué la alarma, puse las balizas del coche y entré menos de cinco minutos".
"Cuando regresé me di cuenta de que me habían robado. Se llevaron la mochila con una computadora, dinero en efectivo y una chequera, que la tiraron en la zona de Zeballos y Moreno. Estoy segura de que usaron un inhibidor de señal. No sé si me siguieron o qué, pero cuando yo estacioné, estacionó un auto dos autos más atrás del mío. Y lo que me llamó la atención es que cuando salí casi no quedaban coches estacionados. Tal vez se movían en dos autos, no lo tengo claro", comentó la joven.
No es el primer caso conocido: en los últimos días trascendió que un conductor que bajó en San Juan al 1700 para buscar unos análisis de un laboratorio y que, tras olvidarse el ticket para retirarlos, regresó rápidamente. En ese interín, segundos apenas, desconocidos le abrieron el auto sin forzar la cerradura y le sustrajeron una mochila que contenía una computadora flamante, dinero en efectivo y otras pertenencias.
La presentación quedó a cargo de la Unidad de NN, que ordenó una serie de medidas investigativas.
Los robos con inhibidores de señales tuvieron un pico bien definido en la región hace unos años. En 2015, la Unidad Fiscal de Imputados Individualizados, a cargo de Verónica Caini, llevó adelante una investigación por al menos cinco robos a vehículos producidos durante el mes de agosto en al menos un par de estaciones de servicios de la región, ubicadas principalmente en los corredores de las autopistas Rosario-Buenos Aires y Rosario-Córdoba.
peajelag.jpg

Los indicios indicaban que muchos clientes que dejaban estacionados sus vehículos en estaciones de distintos corredores viales, como Rosario-Buenos Aires y Rosario-Córdoba, denunciaban que al descender de los mismos y activar la alarma, a través de algún tipo de dispositivo, desconocidos conseguían anularla y de esa manera acceden al interior del rodado y roban las pertenencias de los ocupantes.
En 2016, según fuentes de Fiscalía, se desbarató una banda que operaba con inhibidores en estaciones de servicio en la zona de General Lagos y que fue imputada en Villa Constitución.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});