Información Gral

Una testigo aseguró en el juicio haber visto a Marita Verón en La Rioja

Una testigo de identidad reservada declaró en el juicio por la desaparición de la joven tucumana. Incriminó a varios de los acusados, de quienes dijo que “hacían abortar a las chicas que estaban embarazadas”.

Martes 17 de Julio de 2012

Una de las testigos consideradas clave en el juicio por la desaparición de Marita Verón reiteró hoy que vio a la joven tucumana en La Rioja, en la casa de Liliana Medina y en la whiskería Candy.

Andrea D, testigo con identidad reservada, declaró en la reanudación del juicio y confirmó lo que ya había dicho en declaraciones anteriores, donde comprometió a Medina, una de las imputadas en la causa. “A Marita la vi en la casa de Medina cuando estaba en el living con ella y el Chenga (Gómez)”, hijo de la mujer que era dueña de la whiskería Candy, quien también está sentado en el banquillo de los acusados.

Andrea tiene 32 años, es oriunda de Misiones y tiene una hija de 15 años, de la que la separaron cuando la secuestraron para obligarla a prostituirse en La Rioja, y a la que pudo recuperar hace 9 meses.

Su relato fue impactante y por momentos generó murmullos en la sala, especialmente cuando afirmó que Medina y Claudia Márquez, otra imputada, “hacían abortar a las chicas que estaban embarazadas”. La mujer recordó que Marita le preguntó si tenía hijos y le contó que ella “había dejado un bebé con su mamá, en Tucumán”.

Durante su relato sostuvo que volvió a ver a Marita en Candy, con el pelo teñido. También recordó que vio en un programa de televisión la noticia de la búsqueda de la joven tucumana, y que escuchó a Medina decir: “estos la buscan a Marita acá, y ella está en España”.

Al declarar ante el tribunal que integran los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera y Eduardo Romero Lascano, la muchacha aseguró haber visto en la casa de Medina a María Jesús Rivero, otra de las imputadas, aunque aclaró que en ese momento no sabía su nombre.

Durante la jornada de hoy fue muy comentada la actitud de Daniela Milhein, una de las acusadas, que ingresó a la sala de audiencias con una nariz de payaso, insinuando que hay un circo alrededor del juicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario