Información Gral

Una suboficial acusó de abuso sexual a dos oficiales de la fragata Libertad

Denunció que dos tenientes de navío la atacaron en un boliche del puerto mexicano de Cozumel, donde atracó la nave.

Jueves 04 de Octubre de 2018

Dos oficiales con el grado de teniente de navío de la fragata " Libertad son investigados por la Armada por el posible abuso sexual de una suboficial con el grado de cabo, también miembro de la tripulación del buque escuela, en un puerto de México.

De acuerdo con la denuncia, el hecho se produjo mientras la fragata realizaba el 47º viaje de instrucción y en ese marco integró la regata de grandes veleros Velas 2018, junto a barcos similares de otras marinas del continente y Europa.

El abuso —sobre el que no trascendieron detalles— se habría cometido en el puerto mexicano de Cozumel, último del itinerario conjunto con buques de otras armadas, publica la web del diario Página 12.

Según trascendió, ambos tenientes, franco de servicio, coincidieron en un local bailable de Cozumel con una joven cabo y en esas circunstancias se habría producido el abuso.

La Armada informó en un comunicado que "una situación inapropiada habría sucedido con dos oficiales de la plana mayor del buque durante la estadía en el puerto de Cozumel (México) el 21 de agosto, en un ámbito civil (local bailable con público alrededor) haciendo uso de su franco local, en un evento no protocolar, fuera del horario de puesto de trabajo; hechos que al momento se encuentran bajo investigación y por lo cual se le sugirió hacer la denuncia pertinente".

El 13 de septiembre, la suboficial tuvo que ser desembarcada en la ciudad estadounidense de Miami por presentar una "afección psicofísica" que no podía ser convenientemente atendida con los medios de que disponían a bordo, y se decidió trasladarla por vía aérea de regreso a Buenos Aires, acompañada por el jefe de sanidad del buque y una enfermera.

Una vez en Argentina, la cabo fue internada en el Hospital Naval Cirujano Mayor Dr. Pedro Mallo y allí la joven les contó a los médicos el abuso sufrido durante el viaje. El abuso fue notificado a las autoridades del área educativa de la fuerza y al comandante de la nave.

A raíz de los sucesos, al capitán de navío Carlos Funes "se le ordenó que al arribo al puerto de Baltimore (Estados Unidos), el siguiente que tocaría la fragata en su derrotero, desembarque y haga regresar al país a los dos oficiales que estarían involucrados en la situación mencionada".

"Si bien los sucesos ocurrieron en el ámbito civil y público en tierra, entre personal militar y no portando uniforme, sin desmedro de ello, se están realizando las actuaciones disciplinarias correspondientes siguiendo los procedimientos reglamentarios en vigor, a la vez que se le brinda apoyo médico y legal al personal femenino. Por ser una cuestión de género se mantiene la reserva del caso", indicó la Armada.

La institución puso a disposición de la denunciante la asistencia del personal de la oficina de Violencia de Género, aunque en principio no se radicó ninguna denuncia judicial, presumiblemente porque al haber ocurrido en territorio mexicano no podría intervenir la Justicia argentina; aunque ese extremo está todavía en investigación por parte de los representantes legales de la Armada.

Los imputados pertenecen a las promociones 136 y 137 de la Escuela Naval Militar, lo que implica una antigüedad de 15 años en la fuerza.

"Estamos analizando con los organismos legales de la fuerza si estos oficiales están comprometidos con la comisión de una falta «muy grave» o «gravísima»; cuando tengamos pleno conocimiento de la graduación de ella aplicaremos las sanciones que el actual régimen disciplinario prevé", señalaron fuentes de la marina.

Las mismas fuentes destacaron que para la Armada "resulta inadmisible dentro de la disciplina militar que quien detenta una jerarquía en la cadena de mando naval abuse de cualquier forma de otro militar de menor grado" y va a llevar la investigación hasta que todo quede aclarado y se impartan los castigos merecidos. "Si el abuso además tiene una connotación sexual o de violencia de género, seremos inflexibles y extremadamente severos", insistieron los marinos.

Por su parte, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, calificó como "grave si fuera cierto" la denuncia por acoso sexual realizada en México por una suboficial de la Fragata Libertad contra dos tenientes. "De ser cierto, es un hecho grave. La mujer manifiesta algún tipo de abuso. El abuso en sí mismo es grave, y también es grave en términos militares porque una jerarquía es mayor a la otra", manifestó Aguad.

"Pero el hecho debe ser investigado, por el momento no habría que levantar falsos argumentos en contra de personas si todavía no sabemos cómo fueron los hechos", añadió el ministro en declaraciones formuladas ayer a radio La990.

Dos tenientes de la Fragata Libertad son investigados por la Armada por el posible abuso sexual de una suboficial, también miembro de la tripulación del buque escuela, en un puerto de México.

El abuso se habría cometido en el puerto mexicano de Cozumel, último del itinerario conjunto con buques de otras armadas.

"Hubo un incidente reportado por una cabo de la Armada en un día de franco que habían bajado de la fragata «Libertad», cuando volvieron la cabo hizo una denuncia a los médicos del barco", indicó Aguad.

"A la cabo se la reenvió a la Argentina, también a los dos tenientes que estarían involucrados y acá se han iniciado las investigaciones. La fragata está volviendo a la Argentina", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario