Información Gral

Una pareja australiana devolvió un bebé Down a su madre de alquiler

Gammy, el bebé, ingresó al hospital debido a una grave infección pulmonar que podría costarle la vida, informó el diario Bangkok Post. La madre, de 21 años, teme lo peor

Domingo 03 de Agosto de 2014

Un matrimonio australiano que le alquiló el vientre a una mujer de Tailandia le dejó a ésta el bebé nacido con síndrome Down y se llevó a su hermana gemela sana. Así lo relató la joven madre, Pattaramon Chanbua, desatando una oleada de indignación. Hasta el primer ministro australiano, Tony Abbott, se implicó en el caso prometiendo ayuda para la madre y el bebé.

   Gammy, el bebé, ingresó al hospital debido a una grave infección pulmonar que podría costarle la vida, informó el diario Bangkok Post. La madre, de 21 años, teme lo peor. El bebé, afirma Chanbua, necesita una operación de corazón.

   A tono con la sensibilidad que despierta el tema, en Australia se habilitó una cuenta para recaudar dinero y en poco tiempo la gente donó un poco menos de 150.000 dólares.

   La campaña para ayudar a Gammy se inició poco después de que se conoció su historia. El diario tailandés Thairath publicó la historia de Gammy la semana pasada y a las pocas horas explotó la campaña en internet para recaudar dinero para su tratamiento.

   Pataramon Chanbua fue informada de la condición del feto cuatro meses después de iniciado el embarazo y la pareja australiana le pidió que tuviera un aborto. Ella rehusó hacerlo diciendo que iba en contra de su religión budista.

   Pattaramon Chanbua trabaja, según la emisora australiana ABC, a unos 90 kilómetros al sur de Bangkok, en una cocina instalada junto a una calle, y alimenta con ese dinero a su familia. Es madre de dos niños de seis y tres años, según ella misma relató, y tiene muchas deudas. Cuando un mediador le ofreció 10.000 euros por dar a luz a un bebé, dijo sí.

   “Para mí es mucho dinero y pensé que con ello podía pagar primero la educación de nuestros hijos y después las deudas”, dijo. Pero cuando durante el embarazo salió a la luz que iba a tener mellizos supo también que uno de ellos tenía síndrome Down.

   La joven madre subrogada asegura que no tiene el dinero para pagar los costosos tratamientos de Gammy. Hasta ahora, cientos de personas han donado dinero al fondo.

   También hubo decenas de mensajes de apoyo para Gammy y su madre, y varios otros expresando indignación por el comportamiento de la pareja australiana.

   “Ojalá esta egoísta y cruel pareja sea expuesta y avergonzada por esta irresponsabilidad”, leyó un comentario.

   El primer ministro australiano, Tony Abbott, dijo que, en base a los reportes de la prensa, “es una historia increíblemente triste”.

   “Supongo que ilustra algunas de las dificultades involucradas en este negocio en particular” del alquiler de vientres, dijo el alto funcionario a los periodistas ayer.

   Un portavoz del Departamento de Asuntos Exteriores de Australia manifestó a la agencia AFP su “preocupación” por el informe y que estaba en consultas con las autoridades tailandesas sobre asuntos de la maternidad subrogada.

   Según Tares Krassanairawiwong, un funcionario de la Salud en Tailandia, en ese país es ilegal pagar por el alquiler de un vientre. “El alquiler puede hacerse en Tailandia pero debe ajustarse a las leyes. Una subrogada tiene que ser pariente de los padres destinatarios y no puede haber dinero de por medio”, dijo.

   El ministerio de Asuntos Exteriores investiga el caso. Hasta la fecha la única versión de los hechos que se conoce es la que ha relatado la joven tailandesa. Ni la agencia que gestionó el vientre de alquiler, ni la pareja australiana, a la que la tailandesa jamás conoció, se han pronunciado al respecto.

   Los mellizos nacieron en diciembre y la pareja se quedó sólo con la niña sana. “A mí me dio pena el niño”, dijo entre lágrimas Pattaramon. “No es su culpa. Yo lo quiero como si fuera uno de mis hijos, después de todo pasó nueve meses en mi barriga”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS