Información Gral

Son 49 los muertos y 675 los heridos por la tragedia ferroviaria en Once

El vocero policial Fernando Sostre confirmó la cantidad de víctimas fatales, entre ellos un menor, por el accidente que esta mañana ocurrió cuando un tren de la línea Sarmiento impactó con el andén. Un vagón se metió seis metros dentro de otro. Al mediodía finalizó el operativo de rescate en el que hubo entre 120 y 130 personas atrapadas entre los hierros retorcidos.

Miércoles 22 de Febrero de 2012

Buenos Aires.- Un total de 49 muertos y al menos 675 personas heridas, cerca de 200 de ellas de gravedad, fue el saldo de un accidente ferroviario ocurrido hoy en la estación de Once, barrio porteño de Balvanera, luego de que una formación de la línea Sarmiento se quedara sin frenos cuando ingresaba a la terminal en plena hora pico e impactó contra un paragolpe del anden.

El accidente en Once se produjo alrededor de las 8.30 y determinó la movilización de un masivo operativo del que participó  personal del Same, bomberos y policías, además de la presencia de helicópteros para el traslado de heridos.

Las autoridades de prensa de la Policía Federal informaron cinco horas después de registrarse el hecho que murieron 48 adultos y un menor de edad como consecuencia del choque y que los cuerpos fueron trasladados a las morgues judicial y del cementerio de Chacarita.

El titular del Same, Alberto Crescenti, en tanto, reportó que los heridos ascendieron a 600 personas, pero en horas de la noche la cifra se actualizó a 675.

Por la elevada cantidad de heridos todos los hospitales de la ciudad quedaron afectados al operativo de atención de las víctimas, en especial el Durand, al que llegaron 194 lesionados, y el Ramos Mejía, por ser los más cercanos al lugar del hecho.

También dos chicos de entre 10 y 11 años fueron trasladados de urgencia al Hospital de Niños, tras rescatados de uno de los vagones.

Después del mediodía, decenas de personas peregrinaban a distintos centros de salud porteños para conocer la suerte de los familiares que habitualmente viajan en ese tren y no podían ser ubicar.

Frenos. “Al parecer, el tren se quedó sin frenos cuando llegaba a la  estación y terminó pegando contra el paragolpes”, explicó a DyN el delegado gremial de la línea Sarmiento Edgardo Reynoso.

Esa posibilidad será investigada por el juez federal Claudio Bonadío, el fiscal Federico Delgado y personal de la comisaría séptima, con jurisdicción en la zona.

Ante el silencio de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), concesionaria del servicio, y sin que se conocieran expresiones de pesar de parte de la presidenta Cristina Fernández ni del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, gremialistas denunciaron una vez más la falta de inversión en ferrocarriles.

Ello genera “irregularidades, deficiencias” y “alguna situación límite” en la prestación del servicio, opinó el dirigente de la Unión Ferroviaria Roberto Núñez, mientras que el secretario de prensa de La Fraternidad (maquinistas), Horacio Caminos, sostuvo que formaciones “en reiteradas oportunidades presentan deficiencias. Hay trenes que datan de los '60”, dijo.

A lo largo de la mañana el titular del Same, Alberto Crescenti, actualizó el número de heridos, que empezó siendo de 30, para elevarse a 550 a las 11.51, y a las 600 pasadas las 13, cuando el funcionario habló con la prensa para dar los primeros datos oficiales. El útlimo parte oficial se refería a 675 heridos.

En medio de escenas de confusión, pasajeros ofrecieron  testimonios a la prensa que llegó hasta el lugar: “La formación venía muy cargada. Sentimos el golpe y toda la gente quedó una arriba de la  otra”, dijo uno de los usuarios.

En la terminal de Once, uno de los centros neurálgicos de la Capital Federal ya que conecta con un amplio corredor de la zona oeste de la ciudad de Buenos Aires y del Conurbano, también se hicieron presentes el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur; el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, y el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi.

“Fue un accidente muy grave”, reconoció Schiavi antes de que se estableciera que había fallecidos, y precisó que el tren entró a la terminal “a 26 kilómetros por hora. Suponemos que hubo un desperfecto de frenos”. El GPS estableció que 40 metros antes del impacto la formación se desplazaba a 20 kilómetros por hora.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario