Información Gral

Se entregó el principal sospechoso del crimen de los hermanos en Cañuelas

Fernando Marconi se presentó en los tribunales de La Plata y mañana será indagado. Escenas de profundo dolor en el sepelio de los comerciantres Leonardo y Marcelo Massa.

Martes 03 de Julio de 2012

Fernando Marconi, el principal sospechoso de los asesinatos de los hermanos Leonardo y Marcelo Massa, se entregó hoy en los tribunales de La Plata y fue remitido, en calidad de “aprehendido”, a la Fiscalía de Cañuelas para ser indagado mañana por el doble homicidio.

Sin abogados ni conocidos, Marconi, de 36 años, se presentó a las 4 de la tarde ante el juez federal de La Plata Guillermo Atencio quien, de inmediato, llamó al fiscal de Cañuelas, César Robatto, para informarle de la situación y preguntarle si había motivos para detenerlo.

Con la respuesta afirmativa del fiscal, Marconi se dejó colocar las esposas y fue llevado por personal de la DDI La Plata hacia la ciudad de Cañuelas para ser indagado mañana a las 11, indicaron a DyN fuentes judiciales. Aun no está claro si el sospechoso -que estuvo preso durante seis años en la prisión de Olmos por un robo a mano armada en donde uno de los hermanos Massa fue víctima y testigo clave- se inculpará de la matanza o si se puso a disposición de la Justicia como una forma de desinvolucrarse.

Esta mañana, el propio fiscal Robatto había admitido que se estaban analizado “varias hipótesis”, entre ellas la que apuntaba a Marconi, cuya casa fue allanada el último domingo un rato después del crimen y donde se encontraron “papeles de una moto” y restos de “una campera quemada”. Y esta noche, luego de la aprehensión del sospechoso, el fiscal insistió esa hipótesis: “Me suena más a un ajuste de cuentas que a un robo. Dentro de las 24 horas le tomamos declaración” a Marconi, dijo a radio Continental.

El domingo por la noche, a cinco cuadras de la municipalidad, dos sujetos llegaron en una moto al supermercado Doña Rosa y uno de los ocupantes bajó del vehículo, intercambió palabras con los hermanos Massa, sacó un arma y les disparó a quemarropa. Leonardo fue fusilado con un tiro en la cabeza, mientras que Marcelo -con tres tiros en el pecho- murió un rato después en el quirófano del hospital local.

En 2004, Marcelo Massa había sido víctima de un robo a mano armada en donde forcejeó con uno de los delincuentes, le sacó la capucha y lo identificó.

De acuerdo con lo que relatan los allegados de las víctimas, el ladrón era Marconi, quien terminó condenado y, según las versiones, juró vengarse. Marconi había salido de prisión hace unos días y Marcelo habría recibido amenazas, añadieron las versiones.

Ahora, Marconi se entregó en los tribunales de La Plata y un rato antes, en la Casa de Gobierno bonaerense, el gobernador Daniel Scioli había encabezado una reunión con sus funcionarios -en la que estuvo la intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi- para exhortar al esclarecimiento del caso.

“Scioli dispuso la pronta ejecución de las resoluciones 1044, 1079 y 1080, mediante las cuales se crean, respectivamente, la Subzona de Policía Rural, la Comisaría de la Mujer y la Sub- Delegación de Investigaciones con asiento en Cañuelas incluyendo la competencia de los distritos de San Vicente y Presidente Perón”, añadió la información gubernamental.

Además, Scioli “requirió al ministro Casal que elabore un Plan de Prevención Urbana, en el cual se destinarán 30 policías para que semanalmente complementen las tareas de prevención en Cañuelas”.

Mientras, con dolor e impotencia, el pueblo de Cañuelas enterró esta mañana los restos de los hermanos Leonardo y Marcelo Massa, asesinados en la noche del domingo en su comercio y cuyo homicidio provocó una conmoción social que llegó a copar la sede municipal exigiendo “Justicia” y “seguridad”.

Un momento de gran emoción se vivió en la puerta de la parroquia “Nuestra Señora del Carmen”, de Cañuelas, donde la gente rindió homenaje a los hermanos Massa con aplausos que se extendieron durante once minutos.

Al salir los féretros de la iglesia, donde se ofició una misa, comenzaron los aplausos, que se prolongaron ininterrumpidamente hasta el momento en que partieron los vehículos con sus restos al cementerio local. Cerca de las 11 los restos de los Massa fueron inhumados en la necrópolis de Cañuelas, adonde también acudió gran cantidad de personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario