Información Gral

Regalá dinero y alegrate la vida

Una investigación efectuada en Canadá indica que tener mucho dinero no es lo que nos hace felices, sino gastarlo en otras personas. El estudio, a cargo de un equipo de la British Columbia University, sugirió que basta con gastar 5 dólares para sentir la diferencia. El estudio también encontró que los trabajadores que recibieron gratificaciones extras y utilizaron ese dinero en otras personas, se sintieron más contentos que quienes lo usaron para sus propios gastos.

Viernes 21 de Marzo de 2008

Una investigación efectuada en Canadá indica que tener mucho dinero no es lo que nos hace felices, sino gastarlo en otras personas. El estudio, a cargo de un equipo de la British Columbia University, sugirió que basta con gastar 5 dólares para sentir la diferencia. El estudio también encontró que los trabajadores que recibieron gratificaciones extras y utilizaron ese dinero en otras personas, se sintieron más contentos que quienes lo usaron para sus propios gastos.

Un psicólogo británico dijo que tales actos de generosidad mejoraban la imagen propia de la persona y la forma como otros lo miran a uno.  La investigación fue publicada en la edición del 21 de marzo de la publicación Science.

Los investigadores hicieron primero un sondeo de 630 personas. Les preguntaron por su nivel de felicidad general, sus ingresos anuales y un resumen de sus gastos mensuales, en los que se incluyeron cuentas, regalos para sí mismos, para otros y donaciones para obras de beneficencia. "Queríamos poner a prueba nuestra teoría de que la forma de gastar el dinero es por lo menos tan importante para las personas como lo que reciben en ingresos", señaló la profesora Elizabeth Dunn, quien encabezó el estudio.

"Independientemente de lo que ganaba cada persona, quienes gastaron más dinero en otros dijeron sentirse más felices que quienes gastaron más en sí mismos". El equipo evaluó luego la felicidad de 16 empleados de una firma de Boston, antes y después de recibir bonos por ganancias que oscilaron entre US$3000 y US$8000. Al parecer, no fue el tamaño del bono lo que importó sino en lo fue gastado por los empleados. Quienes dieron más parte de su bono en regalos o para obras de beneficencia, se sintieron mejor que quienes simplemente gastaron el dinero en sus propias necesidades.

En otro experimento, los investigadores dieron US$5 o US$20 a los participantes pidiéndoles que gastaran el dinero antes de la cinco de la tarde. A la mitad de los participantes se le dijo que los gastaran en sí mismos. A la otra mitad que lo gastaran en otros. Quienes gastaron el dinero en otros dijeron sentirse más contentos al final del día que quienes los gastaron en sí mismos, sin importar la cantidad de dinero que recibieron.

"Este estudio es una evidencia inicial de que la forma de gastar el dinero puede ser tan importante para su felicidad como la cantidad de dinero que ganan. Y gastar dinero en otros podría representar una ruta más efectiva a la felicidad que gastar dinero en uno mismo". El doctor Goerge Fieldman, psicólogo de la Universidad de Buckinghamshore New Univesrity señaló: "Dar para obras de caridad te hace sentir mejor porque estás en un grupo. También se percibe que eres altruista. A nivel individual, si te doy es menos probable que me ataques y más probable que me trates bien".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario