Información Gral

Proponen que los mayores de 60 años reciban más cuidados en la provincia

Proyecto de ley del diputado Joaquín Blanco con el foco puesto en las personas desvalidas y sin familiares. La idea del legislador provincial es que el Estado asuma un rol más activo.

Domingo 03 de Abril de 2016

El diputado provincial socialista Joaquín A. Blanco presentó un proyecto de ley que tiene por objetivo la “promoción y protección integral de los derechos de las personas mayores” de sesenta años que viven en la provincia de Santa Fe.

Los fundamentos del proyecto parten de reconocer un innegable fenómeno demográfico que señala el aumento progresivo de la proporción de adultos mayores y un envejecimiento poblacional, representando una presión considerable sobre los sistemas de seguridad social, en el ámbito de la salud y dentro de los hogares familiares condicionados por sus niveles de ingresos, lo que trae aparejado consecuencias negativas para la vida de las personas mayores.

Para el autor del proyecto “esta situación no debe considerarse como un riesgo sino como una oportunidad, reconociendo a los adultos mayores como un recurso valioso de la sociedad, propiciando la participación y la interacción entre distintas generaciones”.

Uno de los temas centrales de la ley refiere a la atención y asistencia de las personas mayores con distintos grados de dependencia; una problemática tradicionalmente asumida en el ámbito privado y que provoca un fuerte impacto en las familias, particularmente en las mujeres destinadas a hacerse responsables de los cuidados.

Según el diputado Blanco “el Estado debe asumir un rol más protagónico impulsando políticas de cuidado para adultos mayores que involucren no sólo a la familia sino también a la comunidad y al sector privado, actores con funciones diferentes pero todas imprescindibles; el desafío es que articulemos acciones para ofrecer servicios de mayor calidad”.

La propuesta que se formula en este proyecto de ley se funda en evitar la práctica de la internación de las personas mayores mediante la implementación de políticas para promover una vejez activa y saludable; en caso de ser necesario, incorporar cuidados progresivos domiciliarios y fomentar “programas de apoyo a los cuidados familiares”, que incluyan orientaciones y recursos a fin de favorecer la permanencia en el hogar.

A su vez, están contemplados los derechos y deberes de las personas que cuidan de las personas mayores a través de la creación de un “registro único provincial de cuidadores”, que es una base de datos sistematizada con personal calificado para brindar servicio de atención y asistencia.

Quienes se quieran desempeñar en esta tarea deberán inscribirse en el registro, reunir determinados requisitos y cumplir con obligaciones tales como participar en cursos de formación profesional, respetar en todas sus funciones la dignidad de la persona, velar por su integridad física y psicológica y denunciar situaciones de abuso o maltrato que pudiera sufrir.

Por su parte, los cuidadores tendrán derecho a obtener una remuneración mensual, una jornada de trabajo determinada, de acuerdo a los montos y las categorías establecidos en las leyes laborales y los convenios colectivos de trabajo celebrados a tal efecto.

El diputado socialista sostuvo que “el primer objetivo es reconocer y garantizar los derechos de las personas mayores como específicos de un sector poblacional, considerados ya como derechos humanos con jerarquía internacional”, e hizo el apunte: “Al buen trato, a la dignidad, a la atención preferencial y a ser debidamente cuidados”.

Importancia. Organismos internacionales como la Cepal señalan que “la transformación demográfica que se está dando” (donde los mayores ganan gravitación) “tiene repercusiones significativas en la sociedad y en las políticas públicas, y en los próximos años el envejecimiento de la población hará aumentar la demanda por el ejercicio efectivo de los derechos humanos y las libertades fundamentales en todas las edades”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, advierte que la salud es definida como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

En relación a esa definición hay indicadores a tener en cuenta como autopercepción de la salud y la memoria, acceso a medicamentos, sentimientos de depresión, deficiencias y dependencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario