Pandemia

Pfizer prepara una actualización de su vacuna para la variante Delta

Este mes inicia los ensayos. Mientras, impulsa una tercera dosis como mejor estrategia ante la última mutación del coronavirus

Jueves 05 de Agosto de 2021

Pfizer y su socio alemán BionTech preparan una actualización de su vacuna contra Covid adaptada a la agresiva cepa Delta. Los estudios clínicos comenzarán este mes y luego seguirán las diversas etapas hasta lograr la aprobación de las autoridades de la que será una nueva vacuna. Por ahora, todas las vacunas que se aplican en el planeta están hechas en base al virus original surgido en China a fines de 2019. Pfizer y BionTech presionan por aplicar una tercera dosis de su actual vacuna para enfrentar a la variante Delta como mejor solución en este momento. Varios países ya lo están haciendo.

La estructura clave, que atacan las vacunas es la llamada "espiga" (spike), una proteína saliente de la superficie del virus que este usa para invadir las células. Esta proteína, complejísima, ha ido mutando a lo largo del último año y medio, dando lugar a las diversas variantes que presentó el coronavirus Sars-Cov-2.

Ahora, con Delta, el virus parece haber eludido las barreras que presentaban las vacunas en uso, o al menos haber hallado grietas en el muro de defensa inmunológico creado por estos fármacos. Hubo cambios en la estructura de la espiga que bajan la eficiencia de las vacunas. De ahí las campañas para aplicar una tercera dosis de esta y otras vacunas que han lanzado numerosos países (Israel, Francia, pero también Uruguay y Chile).

Mientras preparan su vacuna actualizada, Pfizer y BioNTech buscan que los gobiernos aprueben una tercera dosis de refuerzo o "booster" ante el avance de Delta. Muchos países, han comenzado a aprobar la tercera dosis, sea de Pfizer, Moderna o de otras vacunas que no son de la tecnología de ARNm.

La importancia de la tercera dosis

Pfizer y BioNTech declaran en un comunicado reciente, "han obtenido datos alentadores en el ensayo de refuerzo en curso de una tercera dosis de la actual vacuna BNT162b2". Los datos iniciales del estudio demuestran que una dosis de refuerzo administrada 6 meses después de la de la segunda dosis tiene un perfil de tolerabilidad consistente, a la vez que provoca títulos de neutralización (cantidad de anticuerpos) elevados contra el tipo salvaje (la cepa original) y la variante Beta, que son de 5 a 10 veces mayores que después de las dos dosis primarias", aseguran las dos farmacéuticas.

Además, los datos de un reciente artículo de Nature demuestran que los sueros inmunes obtenidos poco después de la dosis 2 de la actual vacuna (BNT162b2( tienen fuertes títulos de neutralización (anticuerpos específicos) contra la variante Delta (linaje B.1.617.2) en las pruebas de laboratorio. Las empresas prevén que una tercera dosis aumentará aún más esos títulos de anticuerpos, de forma similar a como lo hace la tercera dosis para la variante Beta (B.1.351).

Pero más allá de este optimismo de las dos farmacéuticas, ambas se han embarcado en "están están desarrollando una versión actualizada de la vacuna Pfizer-BioNTech que se dirige a la proteína de espiga completa de la variante Delta", dijeron en el comunicado oficial. O sea, que la actual vacuna es muy eficaz, pero a la vez los dos fabricantes se ponen a trabajar en una versión actualizada a las mutaciones que presenta la variante Delta.

El primer lote del principio activo formado por ARNm para el ensayo ya ha sido fabricado. Las empresas prevén que los estudios clínicos se inicien durante este mes de agosto. Como se observa en los "datos reales" (así llaman los científicos a los datos que no provienen de ensayos clínicos sino que surgen de las campañas de vacunación) publicados por Israel, la eficacia de la vacuna para prevenir tanto la infección como la enfermedad sintomática ha disminuido.

La cobertura de la infección y la enfermedad sintomática ha disminuido seis meses después de la vacunación, aunque la eficacia en la prevención de enfermedades graves sigue siendo alta. Además, durante este periodo la variante Delta se está convirtiendo en la variante dominante en Israel, así como en muchos otros países, por no decir en todos. Aunque la protección contra la enfermedad grave siguió siendo alta durante los 6 meses, se espera una disminución de la eficacia contra la enfermedad sintomática a lo largo del tiempo y la continua aparición de variantes.

Por todo esto, y basándose en la totalidad de los datos que tienen hasta la fecha, Pfizer y BioNTech creen que una tercera dosis puede ser beneficiosa para mantener los niveles más altos de protección.

Como actúa Delta

En un trabajo recientemente publicado, "Cómo infecta las células el coronavirus y por qué Delta es tan peligrosa" la prestigiosa revista Nature describe las mutaciones en la estructura clave del virus, su espiga, que ha hecho tan peligrosa a esta variante.

La espiga presenta los llamados "dominios de unión a receptores" (RBD), una de las tres secciones de la espiga que se unen a los receptores de las células humanas. Al principio de la pandemia, los investigadores confirmaron que los RBD de las proteínas de la espiga del SARS-CoV-2 se unen a una proteína familiar llamada receptor ACE2, que se halla en el exterior de la mayoría de las células humanas de la garganta y los pulmones. Este receptor es también el punto de acoplamiento del virus pariente SARS-CoV, el virus que causa el síndrome respiratorio agudo severo (SARS). Pero en comparación con el SARS-CoV, el SARS-CoV-2 que causa el Covid, se une a ACE2 con una fuerza estimada de 2 a 4 veces mayor, porque varios cambios en el RBD estabilizan sus "puntos calientes" de unión al virus.

Las variantes del SARS-CoV-2 tienden a tener mutaciones en la llamada subunidad S1 de la proteína spike, que alberga los RBD y es responsable de la unión al receptor ACE2. Una segunda subunidad de la espiga, la S2, provoca la fusión viral con la membrana de la célula huésped.

La variante Alfa, por ejemplo, incluye diez cambios en la secuencia de la proteína spike, que dan lugar a que los RBDs sean más propensos a permanecer en la posición "arriba" o sea, erguidos. "Ayuda al virus a entrar en las células con mayor facilidad", afirma Priyamvada Acharya, biólogo estructural del Duke Human Vaccine Institute de Durham (Carolina del Norte), que estudia las mutaciones de la espiga.

La variante Delta, que se está extendiendo por todo el mundo, presenta múltiples mutaciones en la subunidad S1, incluidas tres en la RBD que parecen mejorar la capacidad de la RBD para unirse a la ACE2 y evadir el sistema inmunitario.

Una vez que los picos virales se unen a la ACE2, otras proteínas de la superficie de la célula huésped inician un proceso que conduce a la fusión de las membranas viral y celular.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario