Información Gral

Pagaron casi u$s 2 millones por el Porsche de Janis Joplin

En una de sus canciones más famosas, Joplin cantaba, a modo de súplica: “Oh señor, cómprame un Mercedes Benz. Mis amigos conducen todos Porsche, y tengo que seguir el ritmo”.

Sábado 12 de Diciembre de 2015

El colorido Porsche modelo 365C Cabriolet de la cantante Janis Joplin se vendió por 1,6 millón de euros (1,8 millón de dólares, más del triple de su valor estimado) en una subasta de la casa Sotheby’s en Nueva York.

   El vehículo, del año 1965 y decorado con diferentes colores, llevaba 20 años estacionado en el “Rock and Roll Hall Of Fame” de Cleveland. En una de sus canciones más famosas, Joplin cantaba, a modo de súplica: “Oh señor, cómprame un Mercedes Benz. Mis amigos conducen todos Porsche, y tengo que seguir el ritmo”.

   Por aquel entonces, la cantante ya tenía un Porsche brillante. Como el “blanco ostra” del vehículo le parecía muy aburrido, hizo que pintaran el coche con motivos “hippies”: flores, mariposas, pájaros y paisajes de montaña.

   “Janis condujo ese vehículo por todo San Francisco y fue con él a Los Angeles a grabar”, contó su hermana Laura en el anuncio de la subasta en septiembre.

   “Allá donde iba con el coche, los fans la reconocían. Cuando volvía al aparcamiento, siempre encontraba alguna carta de un fan en el limpiaparabrisas”, añadió.

   El coche fue restaurado en varias ocasiones y se supone está en muy buenas condiciones. En 1970, la cantante fue hallada muerta en una habitación de hotel por una sobredosis. En la puerta del lugar estaba estacionado el Porsche.
  
Ferrari de Fangio. También se subastó en Nueva York la Ferrari 290 MM, de 1956, que perteneciera al ex piloto argentino campeón mundial de Fórmula Uno Juan Manuel Fangio. La cifra lograda de 28 millones de dólares lo convierte en el auto por el que más se pagó en todo 2015.

   La Ferrari 290 MM, de la que sólo se fabricaron cuatro unidades, tiene un motor V12 de 3,5 litros, derivado de uno de 4,5 litros que usaban en la máxima categoría.

   Con la franja azul en la trompa, ostenta el récord de haber corrido varias carreras tradicionales durante nueve años sin haber participado de ningún accidente.

   En su momento fue comprada por el coleccionista Pierre Bardinon y permaneció en su colección 34 años, antes de ser adquirida por el propietario actual, un coleccionista europeo privado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS