Información Gral

Murió el príncipe Juan de Holanda, el cuñado de la reina Máxima

Había sufrido un accidente en la pista de esquí de un centro de invierno de Austria. Juan Friso, de 44 años, hermano del rey de los Países Bajos, Guillermo, falleció ayer tras permanecer un año y medio en coma.  

Martes 13 de Agosto de 2013

El príncipe Juan Friso, hermano del rey de los Países Bajos, Guillermo Alejandro, y cuñado de la reina consorte Máxima Zorreguieta, falleció ayer en La Haya a los 44 años, luego de estar más de un año y medio en coma por un accidente de esquí, informó la Casa Real holandesa.

El segundo de los tres hijos de la ex reina Beatriz estaba esquiando con su familia en un centro de invierno en Lech, Austria, el 17 de febrero de 2012, cuando fue sepultado por un alud y permaneció unos 20 minutos bajo la nieve hasta que pudo ser asistido por un equipo de rescatistas.

El hermano del rey había sido trasladado a principios de julio de una clínica de Londres a La Haya, donde era atendido en el palacio de su madre Beatriz, y donde murió ayer a la mañana a causa de complicaciones derivadas del daño cerebral que le causó el accidente, informó la Casa Real en un comunicado.

La familia real agradeció en su declaración a todos los que lo atendieron "por su cuidado extraordinario y devoto".

Después del cumpleaños. Friso murió un día después de que su esposa Mabel cumpliera 45 años. La princesa lo pasó junto a su esposo y sus dos hijas, Luana, de ocho años, y Zaria, de siete.

Guillermo Alejandro, de 46 años, y Máxima, interrumpieron sus vacaciones en Grecia para dirigirse a Holanda, lo que se interpretó como una señal de que no se trató de una muerte asistida. También el tercer hijo de Beatriz, el príncipe Constantino, de 43 años, era esperado en La Haya.

La noticia de la muerte de Friso conmocionó a Holanda, donde las radios y los canales de televisión interrumpieron sus programaciones, los políticos expresaron su pésame a las familias afectadas y miles de ciudadanos manifestaron sus condolencias en mensajes por las redes sociales.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo que la muerte del príncipe era "increíblemente triste", y el canciller Frans Timmermans habló de un "día negro", informó la agencia de noticias DPA. El rey belga y su esposa Matilde expresaron sus condolencias a la familia real holandesa. Felipe habló por teléfono con Beatriz y con Guillermo Alejandro. Matilde, por su parte, se contactó con Máxima, informó un portavoz del palacio real.

Frente al palacio en La Haya se reunieron decenas de camarógrafos y periodistas holandeses y extranjeros. Algunos holandeses dejaron flores delante del palacio. "Esto es terrible para la familia", dijo una mujer. "Aunque quizá sea mejor así". Las banderas del palacio en el que murió Friso ondearon a media asta. Los tradicionales molinos de viento del país fueron detenidos y el aspa más alta no se encuentra perpendicular. El príncipe Friso era patrono de la Unión de Molinos Holandeses.

Por ahora, se desconoce donde será sepultado. El sepulcro de la familia real Nieuwe Kerk en Delft está actualmente siendo renovado. Inmediatamente después de su accidente, Friso fue atendido en el Hospital Universitario de Innsbruck, Austria, donde fue diagnosticado con una conmoción cerebral que le produjo un estado de coma.

La familia decidió trasladarlo al Hospital Wellington de Londres donde estuvo internado más de un año, con pocas señales de recuperación.

Este verano europeo, luego de la investidura de su hermano Guillermo Alejandro, fue llevado al Palacio Huis ten Bosch, la casa de la realeza en La Haya, donde pasó sus últimas semanas de vida.

Friso estaba casado con Mabel desde 2004. El matrimonio no fue aprobado por el Parlamento holandés, que cuestionó una relación anterior de la mujer con un presunto traficante de drogas.

Para contraer matrimonio, Friso renunció a los derechos a la línea de sucesión al trono, aunque conservó el título de príncipe de Orange-Nassau.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario