Información Gral

Mueren 42 personas tras chocar e incendiarse un ómnibus y un camión

Fue en el sur de Francia. La mayoría de las víctimas eran jubilados que iban en excursión a los Pirineos. El conductor del camión, también fallecido, habría realizado una mala maniobra.  

Viernes 23 de Octubre de 2015

Un grave accidente causó la muerte hoy de 42 personas en el sudoeste de Francia, la mayoría de ellas jubilados que iban de excursión, al chocar un autobús y un camión e incendiarse ambos vehículos, informó la Prefectura del departamento de Gironde.

El accidente se produjo en Puisseguin, unos 40 kilómetros al este de Burdeos, y dejó además ocho heridos. Entre las víctimas mortales están los dos conductores del camión y del bus. De los heridos, dos sufren quemaduras, dos traumas encefálicos y cuatro sólo lesiones leves.

El accidente es el peor en Europa en más de diez años y el más grave en Francia desde 1982.

El autobús había partido a primera hora con un grupo de jubilados que iba a la pequeña localidad de Arzacq-Arraziguet al pie de los Pirineos. Salieron de Petit-Palais, al noreste de Burdeos, y chocaron con el camión a las 7:30 de la mañana.

Las primeras investigaciones apuntan al camionero como el responsable del hecho, porque al parecer perdió el control del vehículo y se atravesó en la ruta, informó el alcalde de Puisseguin, Xavier Sublett. Sin embargo, el prefecto dijo que no quiere adelantar conclusiones y que la investigación está en marcha.

El conductor del autobús, que no murió de inmediato, intentó evitar la colisión pero no pudo. Sólo consiguió destrabar la puerta para que pudiera salir la mayor cantidad posible de pasajeros, indicó Sublett.

“Ocurrió en una curva peligrosa de la comunidad”, indicó el segundo teniente de alcalde de Puisseguin, Gérard Dupuy, a la emisora France Info. Ya ha habido otros accidentes en el mismo lugar, añadió. En las imágenes se ve el autobús totalmente calcinado.

El presidente del país, François Hollande, calificó el hecho de “terrible tragedia”. “Estamos profundamente tristes”, comentó en el marco de una visita de Estado a Grecia.

El primer ministro del país, Manuel Valls, y el de Interior, Bernard Cazeneuve, se trasladaron al lugar del siniestro, el peor registrado en Francia desde el 31 de julio de 1982, cuando murieron cerca de Beaune 53 personas, 44 de ellas niños.

Los gobiernos de Alemania y España dieron el pésame a las familias. El de Madrid expresó en un comunicado su “desolación” por “las trágicas consecuencias” del accidente. Trasmitió sus condolencias a los familiares de las víctimas y deseó el pronto restablecimiento de los heridos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS