Información Gral

Minneapolis, la ciudad donde mataron a Floyd, desmantelará su departamento de policía

Lo anunció la mayoría de los concejales. "Vamos a reemplazarlo por un modelo transformador de seguridad pública", prometieron los ediles.

Lunes 08 de Junio de 2020

Minneapolis, la ciudad donde la policía dio muerte a George Floyd el pasado 25 de mayo, planea "desmantelar el Departamento de Policía" local. Así lo anunciaron nueve miembros del Consejo de la ciudad, que son mayoritarios en el órgano legislativo municipal.

La presidenta del Consejo, Lisa Bender, dijo a la CNN que con los nueve votos los miembros del consejo de la ciudad tendrían una mayoría a prueba de veto, dado que el total de miembros es de 13. Preguntada por los detalles de cómo se vería el "desmantelamiento", Bender dijo a CNN que los fondos de la policía se destinarían a otras necesidades, y el Consejo de la ciudad discutiría cómo reemplazar el actual Departamento de Policía. En Estados Unidos la policía es municipal, así como estatal y federal. "La idea de no tener un Departamento de Policía no es ciertamente a corto plazo", dijo Bender.

Los nueve miembros del Consejo hicieron el anuncio en un mitin comunitario en Minneapolis. Los llamamientos en EEUU para desfinanciar o abolir los departamentos de policía han crecido tras la muerte de Floyd y las protestas nacionales contra el racismo policial, no sólo en Minneapolis, sino en todo el país.

Miembros del Consejo de la Ciudad de Minneapolis ya habían anticpado que tomarían medidas para desmantelar el Departamento de Policía, incluyendo a Bender, quien tuiteó a principios de la semana pasada: "Sí. Vamos a desmantelar el Departamento de Policía de Minneapolis y reemplazarlo con un nuevo modelo transformador de seguridad pública". Jeremiah Ellison, concejal, escribió un mensaje similar el jueves: "Vamos a desmantelar el Departamento de Policía de Minneapolis. Y cuando terminemos, no vamos a pegarlo de nuevo. Vamos a repensar dramáticamente la forma en que abordamos la seguridad pública y la respuesta de emergencia.

En tanto, más ciudades levantaron el toque de queda ayer, mientras que las protestas nacionales provocadas por el asesinato de George Floyd por parte de la policía se acercaban a su decimotercer día. Ayer por la tarde, una multitud marchó nuevamente en Washington. Manifestantes en el sur de California, muchos de ellos latinos, organizaron una caravana hasta la sede del Departamento de Policía de Los Angeles. Un organizador dijo que la manifestación debía ser inclusiva y socialmente distante, a la luz de la pandemia del coronavirus. "Covid-19 es real", dijo el organizador Ron Gochez a CNN. "Queríamos que la gente tuviera cuidado. Por eso es otra forma de mostrar nuestra solidaridad con la comunidad negra y el movimiento contra el terrorismo policial".

Los daños y saqueos que ensombrecieron las protestas pero han disminuido en su mayoría y muchas ciudades han eliminado los toques de queda, incluyendo Nueva York y Chicago, ambas ayer. Nueva York La ciudad levantó su toque de queda de 8 p.m. a 5 a.m. "con efecto inmediato", dijo el alcalde Bill de Blasio en Twitter ayer por la mañana. Su anuncio se produjo después de varios días de manifestaciones mayormente pacíficas. Chicago, Filadelfia, y Buffalo, Nueva York, también levantaron el toque de queda, también ayer.

Nueva York

Las autoridades de la ciudad de Nueva York levantaron el toque de queda impuesto a raíz de las protestas contra el racismo policial antes de lo planeado, después de una noche pacífica, libre de los enfrentamientos y saqueos que se registraron en la ciudad en días anteriores. A la vez, la ciudad se prepara para debatir la reforma de su Departamento de Policía, el mayor del país.

``Quiero agradecer a todos lo que han expresado sus posturas pacíficamente'', declaró el alcalde Bill de Blasio. "He tomado la decisión de finalizar el toque de queda. Y honestamente, espero que sea la última vez que necesitemos un toque de queda en la ciudad de Nueva York''.

El toque de queda para toda la ciudad, impuesto a las 8:00 de la noche del sábado, fue el primero en Nueva York en décadas. Estaba programado que se mantuviera en vigor al menos durante todo el domingo, y las autoridades planeaban levantarlo al mismo tiempo que la ciudad iniciaba la primera fase de la reactividad económica después de casi tres meses de confinamiento debido a la pandemia del coronavirus.

La medida fue aplicada después que la policía de la ciudad de Nueva York se contuvo de aplicar el toque de queda el sábado mientras miles de personas tomaban las calles en otro día de marchas y protestas por la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis el 25 de mayo.

El alcalde señaló que la policía había arrestado a solo cuatro personas y emitió 24 citatorios de comparecencia el sábado. Se habían realizado más de 2.000 detenciones hasta el viernes por la mañana, siendo la mayor cantidad el domingo y lunes pasados, cuando cientos de personas fueron arrestadas cuando la policía trataba de controlar los saqueos en los distritos comerciales de Manhattan.

Más de dos horas después que el toque de queda había entrado en vigor el sábado por la noche, grupos de manifestantes siguieron su marcha hacia Manhattan y Brooklyn, mientras los policías vigilaban sus acciones sin tener contacto con ellos.

En tanto, el Consejo Municipal de la ciudad de Nueva York se reunirá el 18 de junio para discutir varios proyectos dirigidos a reformar la policía. Antes de eso, el Comité de Seguridad Pública discutirá los proyectos de ley en una reunión virtual mañana. Ante el Consejo hay seis proyectos de legislación, cada uno con un ángulo diferente que aborda algunas de las demandas de los manifestantes que han llenado las calles de la ciudad de Nueva York durante más de 10 días. Se espera que el consejo trabaje con el alcalde Bill de Blasio en las próximas semanas en el nuevo presupuesto de la ciudad. De Blasio dijo que la ciudad redistribuirá fondos de la policía para los jóvenes y los servicios sociales. Aún no queda claro qué alcance tendrá la reforma del Departamento de la policía neoyorquina, con un largo historial de abusos contra las minorías. Todo dependerá del proyecto que se imponga finalmente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario