Información Gral

María devastó Puerto Rico tras arrasar Islas Vírgenes y Antillas: nueve muertos

Sucedió en Atzala. Una bebita iba a ser bendecida cuando sobrevino el sismo: murieron ella, su mamá, su hermanita y ocho asistentes

Jueves 21 de Septiembre de 2017

El huracán María dejó en Puerto Rico una "devastación absoluta" y cortó el 100 por ciento de su servicio eléctrico al atravesar el país este miércoles con vientos máximos de 240 km/h, tras arrasar las Islas Vírgenes y las Antillas, donde dejó al menos nueve muertos.

Distintas fuentes dieron cuenta de una situación catastrófica en Puerto Rico. Las imágenes en las redes sociales mostraron calles inundadas, algunas de ellas con automóviles flotando a la deriva, y los residentes que llamaban a una radio local describieron desastres desde todas partes de la isla.

María entró en la mañana del lunes al sur de Puerto Rico como un huracán categoría 4 y vientos de 250 Km/hora y, a primera hora de la tarde emergió por la costa norte rebajado a categoría 3 (185 Km/hora).

El gobernador, Ricardo Rosselló, pidió a sus ciudadanos que no se dejen engañar porque el ojo de María ya haya pasado. "El peligro continúa. Hay aviso de inundaciones para todo Puerto Rico. Permanezcan en lugares seguros", escribió en Twitter.

Las comunicaciones eran difíciles en la isla, que quedó en un 100 por ciento sin energía eléctrica, un servicio que ya había demostrado fragilidades con el paso hace dos semanas del huracán Irma.

Cuando llegó María, unos 50.000 abonados aún estaban sin electricidad y unas 200 personas seguían viviendo en refugios por el embate de Irma. Pero esta vez la barrida fue completa: "La isla está sin energía y con pocas comunicaciones", dijo Ricardo Castrodad, portavoz del sector San Juan de la Guardia Costera estadounidense.

"Tan pronto pase la tormenta y las condiciones del tiempo sean seguras, el personal de la Guardia Costera saldrá a realizar las evaluaciones", dijo el oficial.

En el centro de San Juan, Imy Rigau estaba guarecida en un pasillo de su apartamento, inundado con 30 cm de agua de lluvia porque se levantó el techo de su vecina de arriba.

"El agua bajó por la escalera como si fuera una cascada y toda esa agua se metió dentro de la casa", contó, llorando, la administradora de 53 años. "Estamos encerrados en el pasillo".

El gobernador Rosselló también anunció que había pedido al presidente Donald Trump que declare a Puerto Rico, un territorio estadounidense, zona de desastre.

De acuerdo la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, la devastación en la isla de 3,5 millones de habitantes es "prácticamente absoluta".

"Muchas partes de San Juan están completamente inundadas. La devastación está tocando los cuatro puntos cardinales", precisó."Nuestra vida como la conocíamos cambió", dijo entre lágrimas a un grupo de periodistas en un refugio en San Juan.

En este refugio, el Coliseo Roberto Clemente, los residentes tuvieron que desalojar el área de las canchas cuando el techo comenzó a mecerse por los vientos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario