Información Gral

Los míticos Rolling Stones ya se encuentran en La Habana para el histórico concierto

En los alrededores del mega escenario curculan jóvenes que no dan crédito a lo que ven sus ojos. Familias enteras viajarán desde el interior de la isla para ver el show.

Jueves 24 de Marzo de 2016

La legendaria banda inglesa The Rolling Stones llegó esta tarde a La Habana, para tocar por primera vez en su historia en Cuba, en un concierto gratuito que se estima convocará a 500.000 personas, con el que pondrá punto final a la gira América Latina Olé Tour 2016.

Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts llegaron hoy con todo su equipo a las 18.10 (las 19.10 en Argentina) a la Terminal A del Aeropuerto Internacional José Martí, en un vuelo charter que partió desde Miami.

Los cuatro Stones estaran acompañados por Darryl Jones en bajo, los teclados del virtuoso Chuck Leavell y Matt Clifford; los bronces de Tim Ries y Karl Denson; y los coros de Bernard Fowler y Sasha Allen, quienes lo acompañaron en sus tres conciertos de febrero en el estadio Unico de La Plata.

Mientras los enviados de medios de todo el mundo trajinan las calles de esta ciudad entre el estruendo de los motores de guaguas (colectivos) y autos de lá década del '50, en busca de las ansiadas acreditaciones para el show, familias enteras de cubanos del interior de la isla preparan su viaje a la capital para presenciar un espectáculo que quizás no soñaron con ver alguna vez en sus vidas.

En la Ciudad Deportiva de La Habana, donde está montado el inmenso escenario, un ejército de productores, técnicos y plomos ultiman los preparativos para este primer mega concierto en la era del deshielo de las relaciones con Estados Unidos.

El enorme predio, compuesto por varias canchas de pasto, se encuentra cerrado al público hasta mañana a las 14, cuando se abran las puertas para presenciar el show, que comenzará a las 20.30 y tendrá una duración de dos horas y cuarto, aunque no se descarta que ese horario se extienda con algunos bises, que quedan a consideración de Jagger y Richards.

Desde hace días el lugar convoca la atención de mucha gente que se acerca hasta las alambradas que rodean el enorme predio para fotografiarse con el escenario de fondo, y ya hay gente instalada en las cercanías de la Ciudad Deportiva a pesar de la prohibición de acampar.

“Esto es algo muy grande para perderlo, ver cómo arman todo, con tantas luces y equipos de sonido es algo que no quiero dejar de ver. Nunca lo he visto. No me dejan acampar pero aquí me quedaré dando vueltas para no perderme nada”, comentó Manuel, un joven de 20 años que estudia economía en la Universidad de La Habana.

Aunque no se quedará toda la noche, también planeaba pasar muchas horas observando todo Yeneley, una mujer que se declara “fan de los Rolling”, y que supera los 40 años.

La dimensión de la estructura que se ha montado queda en claro con el dato de que llegaron un total de 61 contenedores y un avión de carga Boeing 747 repletos de equipamiento.

Muchos de los asistente son fans de los Stones —o los “Mikis”, como le dicen las generaciones más jóvenes— pero también asistirán cientos de miles que poco y nada han escuchado de la música de la tradicional banda, formada en Londres en 1962. Algunos hasta preguntan si son británicos o estadounidenses. Ocurre que la información del exterior, incluso la cultural, durante décadas llegó en cuentagotas a Cuba. Eso comenzó a flexibilizarse en los últimos años con el lento ingreso de internet.

También hay muchos turistas que se preparan para vivir el recital en medio de la enorme cantidad de cubanos que llenarán el predio. Mexicanos, chilenos, argentinos, uruguayos, brasileños y españoles son algunas de las nacionalidades que se detectaron hoy en las cercanías de la Ciudad Deportiva.

“Este es un concierto histórico y cuando se comenzó a anticipar la posibilidad de que vinieran Los Rolling Stones no lo dudé y armé mis vacaciones para estar aquí el día del show", comentó Alberto, un mexicano de 26 años, a quien el pasaje le salió aproximadamente lo mismo que costaba la entrada para presentación en su país, que fue el penúltimo punto de la gira.

El show de Los Rolling Stones es el producto de largas negociaciones, impulsadas por el propio Jagger, que quería que su banda fuese la primera en tocar en Cuba en esta etapa de apertura. Al punto que accedió a que fuese gratuito, ya que ningún cubano está en condiciones económicas de pagar el costo que las entradas tuvieron en cualquiera de los puntos de esta gira latinoamericana 2016.

Poco antes de llegar, los Stones saludaron al pueblo cubano con un “¡Hola Cuba!”, que publicaron en su página web esta semana. “Hemos tocado en muchos lugares increíbles, pero este concierto en La Habana será histórico para nosotros”, dijo Jagger en ese mensaje.

Además de la atracción que despierta esta mítica banda, también está presente en algunos sectores de la población la sensación de que este espectáculo es el primero de una lista de atracciones que esperan que se abra con la política de acercamiento a Estados Unidos, que tuvo su punto culminante con la visita del presidente de este país, Barack Obama, esta misma semana.

Omar Everleny, un economista de Centro de Estudios de la Economía Cubana, comentó que en abril está previsto que la empresa internacional de perfumería Channel presente sus nuevas fragancias en La Habana y también que se están eligiendo locaciones en esta ciudad para filmar la próxima película de la saga “Rápido y Furioso”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario