Información Gral

Las lluvias en Brasil continuarán y ya hay 105 víctimas fatales

Las últimas cinco víctimas confirmadas por la Defensa Civil, un niño y cuatro adultos, murieron en la madrugada de hoy cuando se registró un nuevo deslizamiento de tierra en el municipio de Ilhota, que junto con Gaspar son las ciudades más afectadas por las inundaciones.

Sábado 29 de Noviembre de 2008

Florianópolis- El número de muertes causadas por las lluvias en el estado brasileño de Santa Catarina, en el sur del país, aumentó a 105, en tanto que los pronósticos meteorológicos indican que las intensas precipitaciones proseguirán en las próximas horas, informan hoy medios locales.

Las últimas cinco víctimas confirmadas por la Defensa Civil, un niño y cuatro adultos, murieron en la madrugada de hoy cuando se registró un nuevo deslizamiento de tierra en el municipio de Ilhota, que junto con Gaspar son las ciudades más afectadas por las inundaciones.

Debido al riesgo de que ocurran nuevas avalanchas en esos municipios, la alcaldía de Santa Catarina emitió en la noche del viernes un decreto en el que autoriza a la policía militar a retirar “por la fuerza de ser necesario” a los cerca de 150 residentes que se negaban a abandonar sus casas.

Las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que afectaron un total de 30 municipios en todo el estado, provocaron además el bloqueo de 11 rutas en toda la provincia, que se encuentra en estado de emergencia desde el fin de semana pasado.

En total, más de 80.000 personas tuvieron que ser desalojadas en toda la provincia desde que comenzaron las lluvias, y cerca de un millón y medio sufre las consecuencias de la tragedia climática.

La Defensa Civil ha solicitado la donación de agua potable, ropa, dinero, alimentos no perecederos, productos de higiene, colchones y abrigo. También fueron solicitados médicos voluntarios para trabajar en las regiones más castigadas.

Debido a que los bloqueos de algunas carreteras dificulta la entrega de los artículos recaudados, las autoridades prefieren que las donaciones se realicen en dinero, a través de cuentas bancarias abiertas para ese fin.

Además de los daños materiales y la pérdida de vidas humanas, la turística provincia brasileña vive momentos de caos y miedo, debido a una ola de saqueos a establecimientos comerciales y residencias abandonadas tras las inundaciones que se registró en algunos municipios.

Para prevenir la proliferación de ese tipo de delito, la policía emitió una orden que restringe la circulación de personas a partir de las 22, y ya fueron arrestadas unas 23 personas por no cumplir la determinación.

Asimismo, la Secretaría de Educación provincial resolvió dar por finalizado el año lectivo en todas las escuelas de los municipios que sufrieron inundaciones, en una medida que afecta a 95.900 alumnos, aproximadamente. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario