Información Gral

La fiebre amarilla cobró más víctimas en Brasil

Aumentó a ocho el número de muertes por fiebre amarilla en Brasil, donde desde enero pasado se registró un total de once casos de esa enfermedad, según se precisó ayer.

Domingo 20 de Enero de 2008

Aumentó a ocho el número de muertes por fiebre amarilla en Brasil, donde desde enero pasado se registró un total de once casos de esa enfermedad, según se precisó ayer. El Instituto Evandro Chagas, que examinó los órganos de la última víctima, confirmó que la muerte del campesino de 31 años, ocurrida el pasado 4 de enero, fue provocada por esa enfermedad transmitida por el mosquito stegomyia aegypti.
  El trabajador rural no estaba vacunado contra el mal y trabajaba en una hacienda ubicada en el municipio de Uruaçu, en el norte del estado de Goiás, donde murieron o se contagiaron la mayor parte de las víctimas.
  De acuerdo con la Secretaría de Salud brasileña, existe otro supuesto caso de muerte por fiebre amarilla en ese estado brasileño. Se trata de una persona de 42 años, quien no estaba vacunada y murió con síntomas propios de esa enfermedad.
  El resultado de los exámenes que podrán confirmar las causas de la muerte será conocido el fin de la semana que viene, se indicó.
  Además de los casos registrados en Goiás, dos personas murieron por fiebre amarilla en Brasilia, capital federal y uno en el estado de Paraná. El número de casos de fiebre amarilla registrados este año en Brasil supera la suma de los registrados en 2006 y 2007.
  Pese a ello, las autoridades sanitarias descartan la posibilidad de que se registre un brote del tipo urbano de la enfermedad, debido al bajo índice de infección que presenta actualmente el mosquito trasmisor de la misma, el Aedes aegipty.

No hay brote urbano. “Para que exista el riesgo (de un brote) del tipo urbano de la enfermedad, la infección (del mosquito) tiene que estar en cinco por ciento, y ese no es el caso”, afirmó el secretario de Salud, Cairo de Freitas, quien precisó que actualmente el mosquito presenta un nivel de infección que ronda el uno por ciento.
  Además de las muertes y contagios registrados, dos personas sufrieron reacciones adversas a la vacuna contra la fiebre amarilla, informó la Secretaría de Salud del Distrito Federal.
  Una mujer de 36 años se encuentra internada en estado de coma, con parálisis en las piernas, tras recibir la inmunización, mientras que un joven de 20 años fue ingresado con síntomas de hepatitis leve después de ser vacunado. Ambos pacientes habían recibido una sola dosis de la vacuna contra el mal, que fue erradicado en Brasil en 1942.
  Otras 30 personas se encuentran internadas porque recibieron dos o más dosis de la vacuna en un corto período, después de que las autoridades lanzaran una amplia campaña de vacunación en los estados más afectados.
  Además de incentivar la vacunación, el gobierno implementó un operativo para erradicar el mosquito trasmisor de la enfermedad en aquellas regiones que, como Goiás, poseen vegetación que favorece su proliferación.
  “Estamos haciendo un bloqueo en todos los 242 municipios de Goiás con insecticida para matar el mosquito transmisor y evitar la posibilidad de fiebre amarilla urbana”, afirmó esta semana la gerente de Vigilancia Sanitaria, Magna de Carvalho. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario