Información Gral

Greenpeace destruyó lámparas incandescentes para ahorrar energía

Más de mil lámparas incandescentes fueron destruidas hoy por Greenpeace y reemplazadas por una cantidad similar de bajo consumo, que fueron donadas a organizaciones que las entregarán a personas de bajos recursos, informó la organización ecologista.

Jueves 31 de Enero de 2008

Buenos Aires.- Más de mil lámparas  incandescentes fueron destruidas hoy por Greenpeace y reemplazadas por una cantidad similar de bajo consumo, que fueron donadas a  organizaciones que las entregarán a personas de bajos recursos, informó la organización ecologista.

Una aplanadora destruyó las más de mil lámparas incandescentes en Paseo Colón e Hipólito Yrigoyen, ante la vista de los  transeúntes, mientras activistas de Greenpeace reclamaron una ley  nacional que prohíba la comercialización de este tipo de lámparas  a comienzos de 2010, como un primer paso “para desarrollar un  programa nacional de eficiencia enegética”.

La eliminación de las lámparas incandescentes del mercado se basa en “la rapidez con que se puede generar un ahorro en la  demanda energética que puede ayudar a evitar el agravamiento de la  crisis”, señaló la organización a través de un comunicado. Además, “significa incorporar en el mediano y largo plazo,  medidas de eficiencia energética con tecnologías disponibles que  reemplazan eficazmente la iluminación convencional”, indicó el  texto.

Las lámparas de bajo consumo ofrecen la misma iluminación, pero consumen un 75 por ciento menos de energía. Más de mil lámparas bajo consumo fueron donadas hoy a las  organizaciones APAER (escuelas rurales), MOCAR (Movimiento de  Cartoneros), Responde (pueblos rurales) y el Comedor los Piletones, quienes se encargaran de distribuirlas en los sectores  que menos recursos para realizar un reemplazo de lámparas de manera inmediata.

Greenpeace remarcó que “un programa que contemple el cambio de  algunas lámparas en el 60% de los viviendas, un reemplazo parcial  mayor en el 25% y el reemplazo total en el 15% de las viviendas  restantes, representa una disminución del consumo similar a la  generación de energía eléctrica de la Central atómica de Atucha”.

La organización recordó que “Canadá, Australia, Irlanda,  Venezuela, Cuba y Nicaragua son algunos de los países que  establecieron una fecha límite para la venta lámparas  incandescentes”.(Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario