Información Gral

El polémico Edward Snowden figura entre los favoritos a ganar el Nobel de la Paz

Mañana comienza la ronda de distinciones. El ex agente de seguridad compite con Malala Yusafzai y el Papa Francisco para el viernes. La lista completa es secreta. Hay incertidumbre con el de literatura.

Domingo 05 de Octubre de 2014

El Nobel de Medicina o Fisiología abrirá mañana la tradicional ronda de ganadores de estos premios que desde 1901 distinguen la excelencia en varias categorías.

La temporada 2014 contiene a los nombres del Papa Francisco, el estadounidense Edward Snowden, y la paquistaní Malala Yusafzai para el premio de la Paz, que se entregará el próximo viernes.

Hay una gran incertidumbre en Literatura.

Para el Nobel de la Paz algunos expertos pone en cabeza de lista al Papa Francisco, por delante de Snowden, ex consultor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, que dio a conocer la magnitud de la vigilancia electrónica realizada por ese país.

La lista completa es secreta pero algunos nombres fueron revelados por quienes los propusieron. Entre ellos figura Snowden, al que muchos observan como un personaje controvertido porque "lo siguen viendo como un traidor y como alguien que ha infringido la ley".

Si los cinco miembros del Comité Nobel designan a este joven refugiado en Rusia, "pondrían de manifiesto su independencia", estima Nobeliana.com, la página de internet de los historiadores noruegos.

"Sería realmente valiente. Pero viendo su pasado no me lo imagino", declaró por su parte Robert Haardh, presidente de Civil Right Defenders, una ONG sueca. "Es demasiado polémico, y los escandinavos sienten demasiado apego por Estados Unidos".

El Papa Francisco, que figura en cabeza de las apuestas del bookmaker Paddy Power, es un candidato que también divide.

Según Berg Harpviken, "la profundamente injusta distribución mundial de las riquezas hace daño a la paz", y el Papa "ha llamado la atención sobre la suerte de los pobres y la necesidad de una nueva lógica de desarrollo y redistribución económica".

Pero otros expertos imaginan que el Comité Nobel no quiere recibir los mismos reproches que cuando premió a Barack Obama en 2009, menos de un año después de su llegada a la Casa Blanca.

Otros favoritos lo eran el año pasado, como Malala Yusafzai, de 17 años, militante del derecho a la educación, o el médico Denis Mukwege, que atiende a las mujeres violadas en este del Congo.

El Nobel podría ir a Rusia, por ejemplo al diario opositor Novaya Gazeta (cofundado por Mijaíl Gorbachov en 1993 con el dinero de su Premio Nobel), o a Bielorrusia, al militante de los derechos humanos Ales Bialiatski.

"Este año estuvo marcado por muchos dramas. Eso podría implicar que la lista (de candidatos) sea diferente", declaró Harpviken a la agencia noruega NTB.

Opina que el Comité bien podría querer mandar un mensaje con un galardonado implicado en alguno de los numerosos conflictos o revueltas del año, en el mundo árabe o Ucrania. .

Solamente cuatro africanos. Predecir el ganador en literatura también tiene su riesgo. El célebre novelista japonés Haruki Murakami sigue siendo el favorito de las apuestas pero no entre la crítica.

"A sus obras les falta un plus de profundidad", afirma tajante Elise Karlsson, crítica literaria del diario Svenska Dagbladet.

En vista de que solo son cuatro africanos los premiados desde 1901, suenan los nombres del keniano Ngugi wa Thiongo y de la argelina Assia Djebar.

Claes Wahlin, del diario sueco Aftonbladet, estima que el novelista somalí Nuruddin Farah, de habla inglesa, es "del estilo de la Academia sueca".

El premiado se conocerá el jueves, salvo que la Academia no consiga ponerse de acuerdo. En ese caso, el anuncio se retrasaría una semana.

Abre el baile la medicina el lunes, seguida de la física el martes y química el miércoles. El premio en Economía en memoria de Alfred Nobel, otorgado por el Banco de Suecia, será anunciado el 13 de octubre.

Una recompensa de ocho millones de coronas suecas (unos 880.000 euros) acompaña cada premio. Cuando son varios los recompensados, como suele suceder con las ciencias, la cantidad se reparte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario