Información Gral

El Papa se pronunció expresamente contra la negación del Holocausto

El Papa Benedicto XVI se pronunció ayer expresamente en contra de la negación del Holocausto y subrayó su solidaridad con los judíos, tras la polémica generada por haber rehabilitado a una orden religiosa tradicionalista fundada por el fallecido obispo Marcel Lefebvre, que había sido excomulgada hace 20 años por el fallecido Papa Juan Pablo II.

Jueves 29 de Enero de 2009

El Papa Benedicto XVI se pronunció ayer expresamente en contra de la negación del Holocausto y subrayó su solidaridad con los judíos, tras la polémica generada por haber rehabilitado a una orden religiosa tradicionalista fundada por el fallecido obispo Marcel Lefebvre, que había sido excomulgada hace 20 años por el fallecido Papa Juan Pablo II.

"Mientras renuevo con afecto la expresión de mi total e incuestionable solidaridad con nuestros hermanos judíos, espero que la memoria de la Shoah induzca a la humanidad a reflexionar sobre el imprevisible poder del odio cuando conquista el corazón de un hombre", dijo Benedicto XVI.

"La Shoah (término judío para designar el Holocausto) es una advertencia contra todo olvido y negación", dijo el Papa durante la audiencia general de los miércoles en Roma.

De esta manera, el jefe de la Iglesia Católica tomó posición en la disputa en torno al obispo tradicionalista Richard Williamson, cuya excomunión revocó la semana pasada. El obispo está siendo investigado por negación del Holocausto.

La decisión de Benedicto XVI generó una ola de indignación, en especial entre la comunidad judía, y el Rabinato de Israel suspendió a raíz de ella por tiempo indeterminado sus relaciones con el Vaticano.

El Papa recordó sus visitas al campo de exterminio de Auschwitz, donde se perpetró el asesinato "de millones de judíos, víctimas inocentes de un odio racial y religioso ciego".

Benedicto XVI reclamó también a la Fraternidad San Pío X, a la que pertenece Williamson, que reconozca el Concilio Vaticano Segundo. Uno de los resultados de ese concilio, dijo, fue impulsar el diálogo de la Iglesia Católica con el judaísmo y combatir toda forma de antisemitismo.

Los cuatro obispos rehabilitados de la fraternidad deben "dar los pasos necesarios" para estar otra vez en armonía con la Iglesia, reclamó Joseph Ratzinger.

Pese a ello, la paralización de los contactos del Rabinato israelí y el Vaticano es "por tiempo indefinido". "Sin una disculpa pública y la revocación de esa medida es difícil seguir con el diálogo", dice en una carta al Vaticano el director general de la institución, Oded Weiner.

El obispo ultraconservador inglés Richard Williamson (quien vive en la Argentina, ver aparte), en una entrevista a la televisión sueca, divulgada dos días antes de que levantaran la excomunión, negó que haya existido el Holocausto de millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial y aseguró que "no existieron las cámaras de gas en la Alemania nazi" y que sólo murieron "200.000 a 300.000 judíos" y no los seis millones judíos que se calcula.

La orden pidió perdón. El líder del movimiento ultraconservador fundado por monseñor Marcel Lefebvre pidió perdón a Benedicto XVI.

Monseñor Bernard Fellay, superior general de la Fraternidad San Pío X, escribió en una carta: "Pedimos perdón al Sumo Pontífice y a todos los hombres de buena voluntad por las consecuencias dramáticas de ese acto" (los dichos de Williamson).

"Las afirmaciones de monseñor Williamson no reflejan en ningún caso las posiciones de la Fraternidad. Por ello le he prohibido, hasta nueva orden, toda toma de posición pública sobre asuntos políticos e históricos", sostiene la carta divulgada por la oficina de prensa vaticana.

Fellay, sucesor de Lefebvre, junto el francés Bernard Tissier de Mallerais, el inglés Richard Williamson y el hispano-argentino Alfonso de Galaretta, habían sido años excomulgados en 1988 por Juan Pablo II. l (DPA, Reuters y AP)

El Pontífice manifestó su solidaridad con los judíos tras dichos de un obispo lefebvrista

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario