Información Gral

El papa Francisco apuntó contra el terrorismo en el Vía Crucis en el Coliseo de Roma

El sumo pontífice encabezó la misa y, bajo estrictas medidas de seguridad, se pronunció de los atentados y los hechos de violencia. La asistencia “superó las expectativas”, según la organización.

Viernes 25 de Marzo de 2016

El papa Francisco encabezó hoy el Vía Crucis de Viernes Santo en el Coliseo de Roma y, bajo estrictas medidas de seguridad, se pronunció en contra del fundamentalismo y el terrorismo. “Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los fundamentalismos y en el terrorismo de los seguidores de cierta religión que profanan el nombre de Dios y lo utilizan para justificar su inaudita violencia”, dijo el sumo pontífice al cierre de la ceremonia.

Decenas de miles de personas se reunieron en el Coliseo para seguir el camino que reproduce las estaciones recorridas por Jesucristo antes de ser crucificado. El Vía Crucis de este Viernes Santo, que tuvo lugar tres días después de los ataques terroristas de Bruselas y en el marco de crecientes temores de que se produzcan más incidentes en Europa, contó con un fuerte operativo de unidades antiterroristas y fuerzas especiales.

Quienes estuvieron a cargo de la organización habían pedido que los asistentes acudieran con bastante anticipación al predio para permitir chequeos de seguridad. La asistencia, según un comunicado de la policía, “superó las expectativas” y los controles pudieron ser llevados adelante con calma.

En este contexto, el Papa también dirigió sus palabras contra quienes lucran con las armas. “Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los poderosos y en los vendedores de armas que alimentan los hornos de la guerra con la sangre inocente de los hermanos”, clamó.

El sumo pontífice se detuvo también en la situación que viven los migrantes en su intento por llegar a Europa y cricitó la falta de sensibilidad en las sociedades que los reciben. “Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en nuestro mediterráneo y en el Mar Egeo convertidos en un insaciable cementerio, imagen de nuestra conciencia insensible y anestesiada”, señaló.

Francisco habló al cierre de la procesión. Durante el rito, el predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa, afirmó que la gente debería desterrar sentimientos de venganza, incluso contra terroristas. “El odio y la brutalidad de los ataques terroristas de esta semana en Bruselas nos ayudan a entender el poder divino de las últimas palabras de Cristo: 'Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen'”, sostuvo Cantalamessa.

Los alrededores del Coliseo fueron desalojados en la noche del jueves y se colocaron numerosos detectores de metal por los que debieron pasar hoy los asistentes, informaron medios italianos. Entre quienes portaron la cruz hubo una mujer de Paraguay, otra de Bolivia, una familia de Ecuador y personas de China, Kenia, República Centroafricana y Siria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario