Información Gral

El femicida de Pilar será operado por su lesión en la tráquea

Se trata de Matías Bernal, de 37 años, que se encontraba hasta anoche en estado reservado.

Domingo 22 de Diciembre de 2019

El hombre detenido por el femicidio de su mujer, abogada y ex candidata a concejal por el Frente de Todos de Pilar, con quien estaba casado y estaban en proceso de separación, fue trasladado al Hospital Balestrini de Ciudad Evita donde será operado de la herida cortante en el cuello que se provocó tras intentar suicidarse.

    Se trata de Matías Bernal, de 37 años, que se encontraba hasta anoche en estado reservado y detenido tras intentar cortarse el cuello luego de darle 18 golpes en la cara y la cabeza hasta matar a martillazos a su mujer María Laura Sirera, de 34, madre de dos niños, dirigente política y quien trabajaba en el área de Defensa del Consumidor de Pilar, luego de una discusión matrimonial y en plena etapa de separación.

    Bernal fue trasladado ayer al Hospital Alberto Balestrini de La Matanza, ordenado por la fiscal Carolina Carballido que investiga la causa y lo tiene como imputado de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio”.

    “A Bernal se lo trasladó a ese centro a ese hospital para una operación que se le debe realizar, pero estará siempre con estricta custodia policial”, contó también un jefe policial.

    El femicidio de María Laura Sirera se descubrió cuando un vecino alertó a la policía por el hallazgo de un Ford Ka detenido en el cruce de las calles Bahía Redonda y Henry Martin, en la localidad de Derqui, en cuyo interior se hallaba un hombre desvanecido con sangre.

    Al llegar al lugar, los policías determinaron que se trataba de un hombre identificado con el apellido Bernal y, al ver la gravedad de la herida que presentaba, decidieron trasladarlo al hospital de Derqui, donde fue internado de urgencia.

    Según las fuentes judiciales y policiales, con la identidad del hombre, los policías concurrieron a su domicilio en el barrio La Terraza, a la altura del kilómetro 52 de la ruta 8, en Pilar, y se encontraron con familiares de Sirera que llegaban a la vivienda porque hacía varias horas que no sabían nada de ella.

    Al entrar, hallaron en el living el cadáver de la mujer tirada en el piso boca abajo con varios golpes en la cabeza que le provocaron hundimiento de cráneo.

    La autopsia reveló que la víctima recibió 18 golpes en la cara y la cabeza provocados presumiblemente con un martillo hallado en la escena del crimen, y la data de muerte fue estimada en las 10 horas anteriores al hallazgo.

    La pareja tenía dos hijos varones de seis y ocho años que no presenciaron el crimen porque estaban en la casa de sus abuelos adonde se alternaban para dormir desde que sus padres estaban en crisis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario